miércoles, 1 de enero de 2014

EL FAROL DE MARCHENA



ADIÓS  2013


Parecía que no iba  a terminar el maléfico año 2013 que no dejó muy buenas noticias para nuestro arrabal y en el que, a modo de despedida,  la última semana la consumimos con los obituarios que preceden a esta entrada. El mejor sabor de boca fue la noticia “in extremis” de la puesta en funcionamiento del reloj del Altozano; el corazón de Triana comienza a latir de nuevo lo que no puede ser mejor presagio para el nuevo año; ahora sólo falta que lata a compás.




El esperado y muy anunciado, por todas las fuerzas políticas de la ciudad, Centro Cerámico Triana sigue siendo un auténtico fiasco, repetiremos una vez más lo que nuestro actual alcalde le recordó al anterior: “Los proyectos no pueden dilatarse en el tiempo y que pasen los años y las legislaturas sin que se haga nada”, pues eso, Sr. Zoido, déjese de hipocresía  y cuéntenos la verdad de este proyecto tan importante para la ciudad.



También se incumplió con la edición navideña de la Revista Triana, pese al esfuerzo y excelente trabajo del equipo de redacción que culminó con la presentación del citado número el pasado día 26 de diciembre en la Peña Trianera donde Paco Solís y Ángel Vela explicaron magistralmente los contenidos. A una ampliación de la imprenta municipal se achacó que no estuviera a tiempo la edición de navidad que, sin fechas determinadas, se anuncia para después de los Reyes lo que puede convertirla en la edición especial  de la “cuesta de enero”. Tampoco, y pese a que ya hace más de año y medio de la presentación del primer número de esta nueva era, tenemos la prometida y obligada  digitalización que la empresa productora ganadora de la licitación , Páginas del Sur S.L., tendría que tener ya realizada; tal y como lo explico el Sr. delegado en aquella primera presentación se realizaría una página web para que desde cualquier lugar del mundo se tuviera acceso a  los contenidos de la revista; de momento ni los vecinos de Triana la cataremos  ya que los únicos ejemplares disponibles, un par de docenas, no llegaron ni a la totalidad de los asistentes al acto de presentación. Seguiremos esperando durante el 2014.




Ya nos explicó el Teniente de Alcalde del Distrito, durante el referido acto de presentación,  que él siempre cumple lo prometido, aunque a veces por diversos motivos se dilate más de la cuenta, será por eso que al terminar el 2013 seguimos sin tener noticias de los azulejos de aquel  “proyecto impactante” del murallón de la calle Betis, o del uso definitivo de la casa tapón del Corral de la Encarnación.




En definitiva que sólo nos queda ser optimista para este nuevo año y que se culminen proyectos de importancia para Triana donde para nada necesitamos la inútil y carísima maquinaria municipal de un distrito que es incapaz de mantener en buen estado el edificio que alberga su sede principal –nos referimos al estado ruinoso que presenta la Casa de los Mensaque-, ni de dar explicaciones públicas ante los retrasos injustificados de proyectos  estancados. Lo dicho, lo mejor del final de año el arreglo del reloj del Altozano con el que Triana debe recobrar el pulso perdido durante tanto tiempo, eso y el magnífico programa con el que nuestros paisanos, “Los Morancos”, han despedido el año en la TVE.





José Luis Jiménez

2 comentarios:

  1. ELISA SANTOS3/1/14 12:57

    Daremos un poco de margen al nuevo año.

    Esperemos se cumplan algunas de esas promesas que se dilatan en el tiempo.

    En éstos momentos debemos hacer un enorme esfuerzo por recuperar algo que se han empeñado en quitarnos en éstos duros y oscuros últimos años: LA ILUSIÓN!!!

    FELIZ E ILUSIONANTE 2014!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hay mucho por hacer, y eso sólo nos tiene que animar para apretar todo lo que podamos e ir saltando de solución en solución sin desmayos.

    ResponderEliminar

*/