sábado, 4 de enero de 2014

EL DEDO DE RODRIGO



2014: ¿Año para la esperanza o lo contrario?


         La noticia de una drástica rebaja en los euros que manejará la Tenencia de Alcaldía de Triana nos pone en guardia después de hacer balance del año que expiró (gracias a Dios) y mostrar la satisfacción por lo conseguido. Recordamos que hicimos un inventario de las carencias, olvidos y desmanes que atacaban a una Triana de la que se espera sea espejo de la ciudad, al menos de su esencia y espíritu, de su identidad y su capacidad para asombrar a los visitantes que es el aceite que necesita el engranaje de la principal fábrica que nos mantiene. Y entre lo que denominamos “motivos para aplazar la visita al arrabal trianero” estaban el estado desastroso de la estatua de Rodrigo de Triana, del Arquillo de la O, del reloj del Altozano, de los pies del puente, de pintadas eternas, del retraso de la inauguración del Museo de la Cerámica (en este año se ha avanzado en los trabajos, pero sigue cerrado) y alguna cuestión más. Es lo asentado en el haber de unos meses, en verdad, poco propicios. Pero en el balance general el debe se impone, entendiéndose como todo lo que queda por hacer para que este milagroso territorio se presente a los que lo visitan, llegados de lejos, con todo su poder de atracción.



         Entre las derrotas del 2013 está la definitiva marcha atrás en el proyecto de los azulejos que embellecerían el siempre abandonado murallón de la calle Betis, portada del barrio para todos los que entran por el puente, un fracaso que nunca entenderemos debido a la presión de personas ajenas a esta orilla a los que les molestaba el nombre de Triana pregonado en su más visible espacio, con el agravante de que ya se había pagado el proyecto. Sumemos otra derrota: la del retablo de la Esperanza de Triana del patio de la Casa de los Artesanos, ataque que hiere uno de los lugares que debería ser mimado y que, por el contrario, vemos con dolorosa impotencia cómo se abandona, rozando la ruina, mientras los últimos de estas “filipinas” del trabajo gustoso cierran sus talleres y se alejan para siempre. Dos casos lamentables que tuvieron en esta página activas e inútiles trincheras.




         Y con todo lo que resta por hacer, ahora nos asustan con el hiriente recorte en los presupuestos municipales cuando todo los jefes del partido en el poder andan empeñados en hacernos ver que lo peor de la crisis ha pasado. ¿Y si ha pasado, a qué viene esta drástica medida? ¿Que va a ser mejor el 14 que el 13? Creemos que lo será sólo en el aspecto estético del guarismo, o sea, en bajío. Ante esta perspectiva ¿podemos ser optimistas en las cuestiones de fondo, en esos dilemas que hieren gravemente a Triana y que tantas veces hemos repetido? Pues parece que en el Ayuntamiento lo tienen claro. Lo cierto es que se agota el tiempo de su formación, del poder de Zoido, y vemos como seguiremos con la ruina del cuartel dañándonos los ojos y en la inteligencia y cómo un lugar milagroso para el Arte no tiene entre sus argumentos un escenario, teatro o similar, donde mostrarse, cuando, además, los demás barrios disfrutan de algo parecido. Nadie lo entiende.



         Si no hay dinero hay que buscarlo, Triana es ya fuente de ingreso necesario para esta ciudad desabastecida de chimeneas humeantes; lo que se gaste en ella es una inversión con garantías de rentabilidad y esto hay que entenderlo así si no estamos perdidos. Si apena la tesorería, al menos que quede el entusiasmo, el interés, el amor al barrio, el saber hacer sin necesidad de gastos onerosos. Querer pelear contra lo que impide que se avance en viejos y sangrantes problemas. Hay que poner en marcha el Museo de la Cerámica y sacarle partido, y hay que hacer de Triana  lugar para el espectáculo flamenco y para eso existen ideas que hay que poner en marcha; estamos ante una riqueza lamentablemente despreciada en la misma cuna del cante; que el ejemplo de otros lugares nos sirva, y que no dejemos perder lo que sin duda es principal riqueza de nuestro patrimonio. Hay -por otra parte- que abrir las puertas de los corrales de vecinos, al menos lo que se han recuperado con dinero público, y hay que ir, como en el juego de la Oca, saltando de un problema solucionado a otro por solucionar, que es lo que esperamos en Triana y que coincide con lo que nuestros gobernantes tienen como obligación.

         El 2014 será un año para los que saben qué se traen entre manos, para los que aman al barrio desde el conocimiento de su riqueza, para los ingeniosos y para los que nunca desmayan. De ellos dependerá que Triana quede retratada con todos sus atavíos.

Ángel Vela Nieto 
          



4 comentarios:

  1. jimenezjb6/1/14 21:50

    Acaba de terminar la Cabalgata de Reyes que prepara nuestro Distrito y mi opinión es que poco aporta a Triana esta especie de repetición de la cabalgata del Ateneo con sólo un día de diferencia. Si corto es el presupuesto más cortas son las luces de la multitud que gestionan este distrito. Han declarado un presupuesto que no llega a los 500.000 euros de los que realmente tienen que gestionar menos de 200.000 euros, ya que la partida de talleres y las de subvenciones poca gestión tienen, De los 200.000 euros 132500 son para la Velá, la Cabalgata, las escuelas de verano y otros actos culturales, el resto lo componen 30.000 euros para obras en vía pública y 26.000 euros para obras en colegio. Y para esta gestión cuentan con delegado, director, subdirector, secretario de distrito, secretarias de dirección y una múltiple nómina de personal auxiliar, todo ello en un edificio emblemático que cada día presenta un estado más ruinoso. Todo un lujo asiático del que deberíamos de prescindir con carácter urgente.

    ResponderEliminar
  2. Elisa Santos7/1/14 19:59

    Creo José Luis que la gestión del Distrito es excelente, han dado desde el primer momento con la tecla.

    A los trianeros y trianeras de hoy sólo les interesa la Semana Santa, el Rocío, La Velá y tener su propia Cabalgata, esas son las señas de identidad de un Trianero de pro en los tiempos actuales y ellos han captado la esencia desde el minuto 0.

    Todo lo demás querido... todo lo demás son los sueños de un loco romántico enamorado de su Barrio que no se resiste a ver cómo se muere poquito a poco.

    Pero en la vida siempre hay un momento en que hay que resignarse y guardar en esa incorpórea caja fuerte que llamamos alma la esencia de lo que fue, de lo que pudo ser y ya nunca será.

    No se puede luchar sólo, y menos aún hacerlo para conseguir algo por el bien de aquellos que no te apoyarán en la lucha.

    "Let it be" mi querido Lennon.

    Only for you:
    http://www.youtube.com/watch?v=yRhq-yO1KN8

    SS

    ResponderEliminar
  3. Mis queridos amigos: No puedo decir más de lo que he escrito ahí arriba, si acaso repetir que Triana está viva, aunque a más de uno le gustaría lo contrario. Sólo pedir que nunca falten las voces críticas y exigentes con quienes nos gobiernan, pero ello no nos debe cegar a la hora de ver lo que, a trancas y barrancas, se va consiguiendo. Hemos anotado varias de las heridas más graves; empieza un año y a ver que se consigue. Y a ver cuánto tendremos que patalear...

    ResponderEliminar
  4. jimenezjb8/1/14 19:36

    Y tan excelente, Elisa. Basta con hacer un pequeño balance de las cuentas para darse cuenta del negocio que tienen montado. En fin, como el pueblo es soberano y ciego, habrá que hacer lo que dicen The Beatles: "Let it be", aunque realmente, en este caso me quedo con "Get Back porque pese al paso del tiempo, los que queremos a Triana siempre tendremos el recuerdo de aquellos paseos en brazos de la abuela o de la madre por el arrabal. Aquel esperar al padre en El Altozano cuando llegaba de trabajar, esas mañanas de Viernes Santo con los antiguos vecinos del corral, las salidas y llegadas de las carretas del Rocio o los primeros pasos con tus hijos por el Puente cuando lo llevas por primera vez a Sevilla. Quererla, Elisa, ese es el mejor tributo a nuestro Barrio que sigue vivo, muy vivo, pese a los muchos parásitos que viven a su costa y que para nada pueden ser trianeros, por muy bautizados que estén en Santa Ana o La O.
    En fin, Ángel, a ver qué se consigue porque seguro que habrá que seguir pataleando.

    ResponderEliminar

*/