domingo, 22 de diciembre de 2013

HA FALLECIDO EUGENIO CARRASCO, "EL PERLO DE TRIANA".


La noche del pasado sábado 21 de diciembre falleció  nuestro buen amigo Eugenio Carrasco, “El Perlo de Triana”.  A menos de 3 días para cumplir los 88 años no llegó a perder su lucidez  y seguíamos departiendo con él  sobre cante o poesía, incluso a una de las familias con la que compartía habitación, naturales de Utrera, les contaba que conoció muy bien a Enrique Montoya y a Bambino de los que fue letrista en algunas canciones. Hasta antes de ayer, nos confesaba la mencionada familia utrerana, llenó de alegría la habitación 214 del sevillano hospital de San Juan de Dios con sus cantes y sus relatos.

Llegó a publicar 15 libros, desde aquel “Poemas y Coplas” hasta el último dedicado a Antonio y Manuel Machado que salió a la luz en diciembre de 2011, aunque de entre todos se sentía particularmente orgulloso de “Platero, Juan Ramón y Yo”, obra con la que, por expreso deseo suyo, será enterrado.  Su mención de “Trianero de Honor” en 1992 fue el mejor homenaje que le rindió su barrio.

Su última aparición en público ocurrió el 20 de noviembre de 2012 donde un grupo de amigos y artistas de reconocido prestigio se reunieron en el Teatro Lope de Vega para organizarle un festival que paliara en parte la falta de recursos económicos.

Son muchas las lecciones de bonhomía que me ha dado Eugenio desde que lo conocí, pero ninguna como la de estar acompañando y cuidando a su hermana Encarna, impedida físicamente,  hasta el día en que esta falleció; las pocas fuerzas que conservó Eugenio fueron entregadas en su totalidad para que “La Perla” viviera en las mejores condiciones, mayor altruismo no cabe.

Mañana lunes 23 de diciembre, a las 9 de la mañana, en la capilla del cementerio sevillano de San Fernando tendrá lugar un responso previo a su enterramiento.

"El Perlo se marcha demostrando sobradamente lo que decían los versos de su  poema “Un hálito de vida”, publicado en el libro “Corazón Gitano”, y que reproduzco a continuación.

Mientras me quede un hálito de vida.
Mientras que no me quede exangüe,
yo seguiré escribiendo,
pero sin dar la lata,
dando estímulo y repartiendo aliento.
Mientras mi corazón bombee sangre
coordinadamente a mi cerebro,
mi verso seguirá siendo, sin duda
el pregonero fijo de mi centro.
Mientras me quede un hálito de vida
iré donando siempre pan de amor,
pan de verso y pan lírico;
y me declararé constantemente
en huelga de cariño,
mientras me quede un hálito de vida.
¡Amén!

Descansa en paz, amigo.

José Luis Jiménez




5 comentarios:

  1. ¡Dios, qué lástima!

    No llegué a conocerle personalmente, pero sabía de él, entre otros medios, por éste. Se llevó el reconocimiento y cariño de su Triana, de Sevilla y de todos los grandes artistas, presentadores, organizadores en el merecedísimo homenaje del pasado 20 de noviembrede 2012. Esa cita en el Lope de Vega, me la envió mi amigo, José Tirado, y tuvimos a bien en divulgar el evento en mi blog y media escuela mía se fue al teatro.

    Mis condelencias a sus familiares y a todos los numerosos amigos que sé que fueron muchos y de verdad.

    A todos, reciban el testimonio de mi afecto y sentimientos de pesar.

    Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  2. Tuvo la suerte de tu amistad cercana, íntima, cuando más lo necesitaban los dos. Hasta llegaste a sacar en brazos a la Perla para que disfrutara de una reunión de amigos en Triana. Creo que es el momento de recordarlo porque fueron días de felicidad para ellos. Mañana estaremos en la despedida de nuestro extraordinario amigo.

    ResponderEliminar
  3. Me ha faltado, José Luis, darte las gracias por tu generoso comportamiento con una persona a la que tanto queríamos.

    ResponderEliminar
  4. Elisa Santos23/12/13 12:32

    Acabamos de decir adiós a una de esas personas que todos deberíamos tener o al menos haber tenido alguna vez en nuestras vidas. Esas que te hacen sentirte pequeño como ser humano frente a su grandiosidad.

    Doy gracias a la vida Eugenio por haberte conocido, siempre tendrás un lugar privilegiado en mis recuerdos y mi corazón.

    Hace apenas unos días, junto a José Luis, en el hospital, recitabais unos versos. Siempre es un deleite para el alma oír o leer estas palabras que Jorge Manrique profesaba a su padre, y que a partir de este momento quedarán en mi mente para siempre inexorablemente unidas a tu recuerdo.

    Coplas por la muerte de su padre

    Recuerde el alma dormida,
    avive el seso y despierte
    contemplando
    cómo se pasa la vida,
    cómo se viene la muerte
    tan callando,
    cuán presto se va el placer,
    cómo, después de acordado,
    da dolor;
    cómo, a nuestro parecer,
    cualquiera tiempo pasado
    fue mejor.

    Pues si vemos lo presente
    cómo en un punto se es ido
    y acabado,
    si juzgamos sabiamente,
    daremos lo no venido
    por pasado.
    No se engañe nadie, no,
    pensando que ha de durar
    lo que espera,
    más que duró lo que vio
    porque todo ha de pasar
    por tal manera.

    Nuestras vidas son los ríos
    que van a dar en la mar,
    que es el morir;
    allí van los señoríos
    derechos a se acabar
    y consumir;
    allí los ríos caudales,
    allí los otros medianos
    y más chicos,
    y llegados, son iguales
    los que viven por sus manos
    y los ricos.
    Jorge Manrique

    ResponderEliminar
  5. Este último año el mundo del flamenco ha sufrido muchas pérdidas.
    Descanse en paz.

    ResponderEliminar

*/