martes, 3 de septiembre de 2013

EL CHUZO DE MARCHENA


EL PRIMER CHUZAZO PARA CURRO PEREZ

En una entrada reciente relatamos la historia de la Capillita del Carmen y describimos la veleta donde  está posado permanentemente nuestro sereno más fiel portando chuzo y farol. La historia  parte de la época del reinado de Alfonso XII cuando existía en Triana un sereno llamado Marchena que a la misma vez ejercía como ordenanzas de Joaquín Garcia Balao. Una noche oscura se había descarriado un toro de un rebaño de los que habitualmente pasaba por Triana. El sereno Marchena, fiel cumplidor de su deber, fue avisando a todos los transeúntes del peligro potencial que corrían ante la posibilidad de encontrarse con el animal. Era tal su celo profesional que al percatarse de una sombra, producida por un bulto que se movía por la calle Castilla, llegó a advertir al propio astado, recibiendo una tremenda embestida. Ya en la enfermería, el bueno de Marchena relató a su jefe que el animal lo levantó por encima de los tejados e incluso llegó a ver los palos de  los barcos. D. Joaquín, en vista de que el percance no fue grave, le dijo que a partir de ahora le llamaría “Veleta”, encargando a la cercana  fundición Portilla & White una veleta con  forma de la silueta de nuestro sereno, portando un chuzo y un farol , que finalmente se colocó en la torre de la antigua Capilla del Carmen y que se reinstaló en la nueva capilla por un artículo  del periodista José López de San Miguel, publicado en “El Liberal”, y que promovía dicha instalación. El chuzo era el elemento defensivo que portaba el sereno para defenderse de los muchos desaprensivos que pudiera encontrar por las noches y sobre él solía colocar un farol que le facilitaba el tránsito en la oscuridad.

Explicada la entrañable historia de Marchena, a partir de ahora encabezaré mis artículos en este blog con el los títulos de “El Chuzo de Marchena” o “El Farol de Marchena”, dependiendo de que se trate de un crítica o de un relato informativo.

El primer chuzo se lo dedicamos al actual delegado de Triana. La falta de ideas e imaginación lo han convertido en un mero responsable de mantenimiento del arrabal; gran experto en poda de árboles, arreglos de baches y aficionado a supervisar las obras que son responsabilidad de  otros departamentos municipales.  Tras un largo periodo de gobierno municipal no ha liderado ningún proyecto nuevo, ni tan siquiera ha sido capaz de defender ante la opinión pública algunos proyecto  que él mismo llegó a presentar pero que, ante las primeras críticas, desistió de la idea, pese a tener realizada parte de la inversión; claro que nos estamos refiriendo a la famosa instalación del mural cerámico del murallón de la calle Betis. Emplear  una institución de este calibre  para gestionar un presupuesto que genera más gastos  que la propia inversión es una auténtica barbaridad, con mayor motivo cuando sólo el presupuesto para los talleres socioculturales suponen más del 50% del presupuesto general. 

Aunque el delegado mantenga en su discurso que él no tiene competencias sobre el Museo de la Cerámica o sobre los asuntos relacionados con el turismo en Triana, al menos, como máximo responsable político del arrabal, debería estar metiendo presión a quién corresponda para que el Museo sea una realidad e inaugure de  una vez por todas. Así mismo no entendemos cómo nadie del numeroso grupo de personas que trabajan en el Distrito  es capaz de revisar algo tan simple como el mapa informativo que recientemente han instalado en El Altozano y que supone el mayor de los desprecios hacia nuestro Barrio. Recordemos que los brillantes responsable de turismo  han decidido que ni el Puente de Triana ni la Capillita del Carmen sean monumentos importantes de esta ciudad, incluso han permitido que su nombre quede oculto con la señal de “usted está aquí”. Pero puestos a cometer barbaridades llegan a situar en el plano al todavía no inaugurado Centro  Cerámico de Triana en la Calle San Jacinto esquina con Alfarería. Además podrán observar como hay errores en los rótulos de algunas calles como Torrijos y Juan de Lugo.  ¿Para qué queremos un distrito inútil con el gasto que ello supone?  ¿No son suficientes los ojos de un delegado, un director y un subdirector para corregir tantos despropósitos en un plano que demuestra la poca importancia que los responsables de turismo le está dando a Triana?

Siguiendo con las innovaciones en materia turística podrán advertir que han creado una serie de rutas con el sentido de mostrar a los visitantes diversos lugares de la ciudad. Adelantamos que ninguna de ellas llega a Triana, incluso una que han denominado “Ruta Mito de Carmen”   con una extensión de más de 3 km llega hasta la Puerta de la Carne pero que no cruza el Puente. La Carmen en cuestión es la mítica  cigarrera de Triana que en la actualidad sigue a la espera que una falúa la cruce de orilla. Ya me dirán que podemos esperar de estos  gestores del turismo que son capaces de llevar a Carmen hasta la Puerta de la Carne sin tan siquiera asomarla  por Triana. Mientras, el delegado y su séquito hacen mutis por el foro y se dedican a seguir asfaltando calles.

Queda claro que el único plan turístico que tienen previsto para Triana es la de seguir abriendo bares; preferentemente en las zonas acústicamente saturadas. Estén atentos a la nueva inauguración de una cervecería en el tramo peatonal de la calle San Jacinto más cercana al olvidado Puente.

En una próxima entrada vamos a explicarles un poco la historia del Puente de Triana, puente que siguen empeñados en seguir llamándolo  de Isabel II, pese a que con este nombre es un auténtico desconocido. Este monumento, tal vez el mejor referente de Triana, constituye todo un símbolo de la ciudad que sin embargo ha sido despreciado por los responsables municipales con la aquiescencia del Sr. Delegado de Triana a quién con todo merecimiento le damos el primer chuzazo.

Postal antigua del puente con la denominación de "Puente de  Triana".

José Luis Jiménez

5 comentarios:

  1. Vámonos, José Luis a ver si la luz de ese farol les llega a nuestros responsables políticos y los varazos de ese chuzo sirven para enderezar sus atrocidades. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jimenezjb3/9/13 20:05

      Muchos faroles necesitaremos para iluminar a los políticos que nos gobiernan, amigo José Luis. Son tercos como mulas. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Pues ya está decidida la colocación de esa "cosa horrible" que acababa con la "belleza" del murallón de defensa, aquella idea que abortó una desconocida plataforma denominada "Salvemos Triana... y Sevilla" (o al revés, da igual). A esos buenos sevillanos les molestaba el nombre de TRIANA y, venciendo escasa resistencia, han conseguido, al fin, que se coloque en la glorieta de la Cartuja provocando un gasto cuatro veces superior a lo que costaron los azulejos y una mínima parte de su efecto.
    Respecto al Museo, esperamos una respuesta definitiva en este último tramo del año. También esperamos un mayor celo en todo lo concerniente a un lugar del que se espera sea un fuerte soporte de la economía turística de la ciudad. Para eso necesitamos que asuntos como el de "Carmen" no sirva para que se demuestre falta de interés, desprecio o ignorancia respecto a Triana.
    Y tenemos que darnos cuenta que el tiempo en que los delegados se peleaban en el Ayuntamiento contra quien sea en beneficio de su parcela de ciudad, pasó... desgraciadamente.

    ResponderEliminar
  3. jimenezjb3/9/13 20:27

    Pues eso parece que han decidido instalar el mural cerámico a los pies del mojón de Godzilla. Lo han clavado porque si el objetivo era con fines turísticos debemos convenir que esa es la entrada turística por excelencia en Sevilla...Pa mea y no echá ni gota. No saben lo que se traen entre manos y lo peor de todos es que siguen tirando el dinero; parece que costará la instalación del mural 37.000 euros más los 10.000 que han declarado que costó ejecutar los azulejos; vaya 47.000 euros. Con esa cantidad se podrían realizar infinidad de proyectos con fines turísticos de verdad. Desde instalar directorios informativos a los pies de cada monumento, casa o sitio que queramos destacar de Triana hasta organizar actos culturales de verdadero interés. ¿Hasta cuándo tenemos que soportar a esta panda?
    Con respecto al Museo a perro flaco todo son pulgas; ahora el Sr. Carranza ha arremetido contra los gobernantes y dice que no acudirá a la inauguración del citado Museo. Aunque con las perspectivas que lleva el asunto a saber quién acudirá a esta inauguración.
    Tenemos tarea, Ángel.

    ResponderEliminar
  4. Elisa Santos4/9/13 18:09

    El mural habría que ponerlo en el lugar que pega y corresponde el murallón, y mandar al fondo del río, a limpiarlo si tanto quieren luchar por Triana a aquella plataforma misteriosa que del mismo modo que llegó se marchó.

    Bueno, y ya que desapareció por qué no retomamos y se pone el mural en el lugar para el que se creó?

    Cosas, cosas y más cosas como dice nuestro amigo Emilio Jiménez.

    El tiempo, la vida, la muerte... decía un amigo mío de la adolescencia.

    Pa mea y no echá gota... se dice en mi pueblo.

    y mientras tanto ahora y siempre como decia Serrat, seguimos perdiendo los mismos:

    http://www.youtube.com/watch?v=0xrMc6ZGs1w

    ResponderEliminar

*/