martes, 5 de marzo de 2013

DE PASEO: TRIANEROS DEL AÑO




Viene Ángel Vela de comentarnos algunas novedades y curiosidades referentes a obras en nuestro barrio, pues bien, hay que apuntar alguna más, se trata de la construcción del edificio que Viento Sur Teatro está terminando en la barriada del Carmen. En un principio se había proyectado la construcción de un local para el teatro, y otro para el baile regentado por Matilde Coral y en medio una sala compartida para actuaciones, pero los recortes mandan y ni Matilde Coral ha podido ver cumplido su sueño, ni habrá ninguna construcción común.

Sin embargo, Maite Lozano y Jorge Cuadrelli han sido capaces con la ayuda de una subvención del ministerio de Educación, Cultura y Deporte y el préstamo personal que milagrosamente les ha concedido el Banco de Sabadell,  levantar en un suelo cedido por el ayuntamiento un espacio cultural, donde desarrollarán sus clases y se podrá disfrutar del teatro y de cuantas actuaciones sean posibles.

Este fin de semana me he pasado por el campo del Huevo y me sorprendió la marcha que llevan las obras, igualito que el museo de la cerámica, pensé sin querer comparar la iniciativa pública y la privada; como una de las vallas estaba un poco abierto me colé para hacer unas cuantas fotos del interior, con cuidado para no quedarme clavado en el fango, como se quedaban las limas con las que jugábamos de pequeño, me acerqué hasta la puerta y en vez de encontrarme a los profesionales del ramo, me veo a Maite y a Jorge, junto con varios amigos más, metidos en faena hasta los ojos, él subido en un andamio que les ha prestado no se quién, dando imprimación al techo, ella arrastrada por aquí y por allá acabando los filitos y los rincones más joíos, esto sí que es arte, que no hay dinero, po a conseguir la mayor rebaja posible en la pintura y a dedicar las sagradas horas del fin de semana en terminar lo antes posible el edificio.

Sin dejar de trabajar me cuentan la locura en la que se han embarcado, como con prisas relatan lo que tienen que pagar de intereses por el préstamo, lo que les costará luego el mantenimiento diario, pero a su edad y después de sobrevivir dando clases de teatro en nuestra ciudad desde hace casi veinte años, les preocupan más otros asuntos que los económicos, en sus ojos no hay espacio para billetes y sí para mil proyectos, quieren hacer de ese rincón tan abandonado y descuidado hasta hace poco, la tierra de los mil personajes, la divina fábula que te esconde las lágrimas tras una sonrisa, te hablan de comprar un piano nuevo, de hacer en los alrededores un jardín lorquiano, de impartir clases para los peques y los ve llenitos de pintura, felices como dos adolescentes que no ven más futuro que el amor, lo saben ya casi todo de la vida y no saben vivir sin empeñarse en cumplir los sueños que a todos se nos escapan en pompas de jabón, pero que ellos saben hacer realidad, para abril quieren comenzar a utilizar las nuevas instalaciones, once meses han tardado, por eso, con permiso de la autoridad que no es otra que la comisión de la Velá, desde este blog quiero nombrar a mis amigos trianeros del año.
        
Rafael Martín Holgado   

4 comentarios:

  1. jimenezjb5/3/13 12:43

    Pues estos si que son unos verdaderos brotes verdes para Triana y no los que nos venden y vendían desde el gobierno.
    Acompañar a este proyecto el de Matilde Coral hubiera sido muy importante y un gran centro cultural de Triana; no perdamos la esperanza y a ver si es posible.
    Maite y Jorge tienen más que merecido el nombramiento honorífico, sin lugar a dudas. Me sumo incondicionalmente a tu petición y espero que la Comisión de la Velá valoré el esfuerzo sobrehumano de tus amigos y el espacio cultural que van a desarrollar en Triana en menos de 1 año.
    Cuando se puso la primera prieda de Teaatro Viento Sur, los políticos se habian retratado ya en la puerta del Museo de la Cerámica y desde entonces lo han inaugurado 14 veces por lo menos; la realidad es que Viento Sur será una realidad mucho antes que El Centro Cerámico Triana (o como lo quieran llamar).

    ResponderEliminar
  2. Ninguno de nosotros veremos la Escuela de Danza con la que sueña y pena cada día Matilde Coral. Políticos de todos los colores se han burlado de ella abanderados por los que se autollaman socialistas; de ella y de todos los trianeros. Y, mientras, ahí, dañándonos la vista y el alma, el eterno e ignominioso solar del cuartel de los civiles en pleno corazón del barrio. Este año podríamos "celebrar", a toda pompa, los treinta años de su abandono. Por mucho menos en lugares civilizados y conciensados no pararían sus vecinos de manifestarse en masa y públicamente.
    Cuando resulta una quimera, algo imposible, esperar que un alcalde de Sevilla se manifieste, clara y decididamente, sobre un asunto como este... algo muy grave está ocurriendo que afecta al interés y la capacidad de nuestros políticos. Y ello nos lleva a una grave pregunta: ¿Votar para ésto...?

    ResponderEliminar
  3. Rafael M.H.6/3/13 10:16

    Es de esperar que tanto el ayuntamiento, como la junta se porten para hacer de aquella esquinita de TRiana, no vale esconderse siempre entre la cava y el río, un nuevo espacio cultural, de momento hace falta adecentar el terreno que rodea el local, preparar las aceras para facilitar la entrada y terminar los últimos trámites, como el enganche del agua y otros. Más tarde es necesario que ambas instituciones colaboren a la hora de programar actos mediante becas y otro tipo de colaboraciones. No se trata de mucho dinero, pero a los políticos les tira más aquellas acciones en las que se mueven grandes cantidades, no les importa gastarse un dineral en financiar una obra de teatro en el Lope o traer cuatro cuadros de Zurbarán y después les cuesta la misma vida soltar unas monedillas, para actividades, que probablemente gozarán una mayor cantidad de personas.

    ResponderEliminar
  4. Elisa Santos7/3/13 11:48

    No faltaremos al Teatro Viento Sur. Felicidades a Maite y Jorge por conservar ese espíritu que cuando éramos adolescentes nos gritaba que todo es posible y que podíamos comernos el mundo, o ponérnoslo por montera... Ese espíritu del que, desgraciadamente ahora, parecen carecer la mayoría de jóvenes y adolescentes y del que ellos tanto podrían enseñárles, no hay más que mirar los ojos de Maite...

    ResponderEliminar

*/