domingo, 9 de septiembre de 2012

VEO VEO: ¿Y LA ZAPATA, QUÉ?


Este año el premio a la canción del verano lo han ganado, sin la más pequeña duda, los azulejos para la zapata. Es en abril cuando el delegado del distrito nos cuenta que hay una sorpresa para la actuación que el ayuntamiento quiere realizar sobre la zapata. Y casi al mismo tiempo de la noticia que nos informa de los paneles cerámicos, saltan a la luz las quejas de una plataforma sobre las obras que quieren realizarse en una construcción con solera, desde entonces ni los perros se mean en esas paredes y no se ha parado de hablar en los medios de comunicación de este asunto, los políticos han aprovechado para enzarzarse una vez más en una absurda disputa, quizás con estas peleas pretenden distanciarse ideológicamente, pero señores, aquí manda quien manda, no vosotros, que sois los mismos escondidos en diferentes siglas, claro el señor alcalde llegó al poder prometiendo que haría el bien común (que se queda en el bien de unos pocos), que nos darçia lo que Sevilla necesita, lo que todos queremos, que poco me gustan aquellos que hablan por los demás, los que se empeñan en decidir lo que es bueno o no para mí, los que se dedican a dotar de un solo significado a cada cosa, para colmo si lees el Diario de Sevilla, los trianeros, a los que llama en el titular ignorantes, están mayoritariamente en contra del proyecto, pero no creo que le hayan preguntado a más de diez personas, en la oposición se quejan de que no han contado con las asociaciones vecinales, viva la democracia, qué me gustaría que me preguntaran si estoy de acuerdo con los privilegios de que gozan actualmente los políticos que han llegado a tocar pelo, para que al final, como casi siempre sea una decisión técnica y de esto na más que entienden los técnicos y los Señores de Sevilla, no faltaba más, los que han sido dotados con el poder de preservar la Sevilla eterna, los que guardan la verdadera esencia en los bolsillos de sus trajes azules, la junta, por su parte, que te apoyo, pero mejor que no toques ná, en el fondo esto me huele a cuento infantil, que si tu me derribas la torre de mi castillo yo no te dejo que arregles las murallas y te chinchas, hasta los asuntos más simples quedan completamente politizados, pero ahora el problema son los azulejos, que si se han hecho en Castellón, que si es una horterada de los independistas esos de TRiana, valiente lo que cuesta con la de gastos que tenemos, pero si es para ahorrar en mantenimiento, razones que tampoco llego a entender del todo porque la Ronda de los Tejares, tiene un precioso nombre, pero poco más, los azulejos son bonitos, al menos la maqueta que han enseñado, apenas ocupan una parte del murallón, por lo que seguirán haciendo falta muchas manitas de pintura, y leer el nombre de nuestro barrio debe ser un orgullo para todos los sevillanos.




No saben que hacer con los azulejos, porque el alcalde es tan comprensivo que está dispuesto a buscar un consenso sobre el lugar en el que se deben colocar para que nadie se sienta ofendido, lástima que no preguntara antes de mandarlos hacer, pero con tantos cargos se le olvidó que había prometido consultar con el pueblo, las pequeñas cosas, claro está, igual terminan adornando mi torre Pelli, te imaginas.



Y esa plataforma salvadora tendrá que comenzar a funcionar de nuevo porque la pobre zapata se nos ha quedado olvidada, ojalá estuviera tan bien cuidada como el hermoso arco de la Macarena, que da gusto entrar por allí, mira lo bien que han dejado la entrada al parlamento o los alrededores del Palacio de San Telmo y es que a mi me encanta dejar siempre abierta la puerta de mi barrio, pero arreglarme la entrada, por dios, que no quiero sentir más vergüenza.
      
Rafael Martín Holgado.

11 comentarios:

  1. Anónimo9/9/12 21:59

    Rafa, esa fotografía donde emerge y se sumerge, sin piedad, la Torre Pelli en el Guadalquivir, a los pies del Puente con una zapata degradada y abandonada como testigo y la Capilla del Carmen ridiculizada por este vil gigante, es un buen resumen sobre este asunto. Una de las razones que ha esgrimido la plataforma salvadora es el impacto visual que los azulejos pueden causar sobre un elemento BIC como es el Puente. Sin embargo la Torre es un símbolo de modernidad y ya mismo aparece una nueva plataforma para que le doblen la altura.
    Con respecto al Arco de la Macarena, símbolo y entrada de un Barrio, podemos observar la cantidad de azulejos y placas decorativas que lleva encima, además de su buen acabado de pintura.

    José Luis Jiménez

    ResponderEliminar
  2. Pero que obsesión la de los señores de la famosa plataforma anticerámica (o antitrianera o las dos cosas). Hoy, como no, también aparecen en la prensa; ya no saben qué hacer para que no luzca el nombre de TRIANA en lo primero que se ve de ella. Ahora les da por decir que el dejar el muro como está -lo vemos en las fotos de Rafael- es la mejor manera de atraer a los turistas... ¡qué buenos estos muchachos y qué suerte que pretendan salvarnos con tanto ahínco...!
    Espero que hayan leído la carta publicada hoy en Diario de Sevilla (que ya es la segunda), ya que, al parecer, les da "repeluco" leer lo que aquí se escribe sobre su obsesivo monotema, para que al menos sepan cómo piensan algunos vecinos de esta orilla, no ya del adorno cerámico, sino de su empeño por salvarnos ahora de lo única Triana que ven desde su orilla.

    ResponderEliminar
  3. ... pues si "de la única Triana que ven desde su orilla".

    ResponderEliminar
  4. A José Luis, por su lapsus: Cada puerta de las murallas miraban -como él bien sabe- al lugar que tenían enfrente: Triana, Córdoba, Carmona... Así que el Arco es la salida hacia uno de los arrabales históricos: la Macarena, y entrada al viejo y anulado, por vía de los que no les gusta la historia, barrio de San Gil; también es umbral de otro importantísimo barrio, San Luis, también desaparecido de los modernos mapas turísticos. Aquí vemos otra muestra -para mi escandalosa- del poder de las hermandades y sus devotas imágenes en nuestra ciudad.
    El tema creo que merece una honda reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin lugar a dudas, Ángel. El Arco de la Macarena es la salida hacía el arrabal de su nombre. En mi reflexión pensaba en que el Arco o Puerta de la Macarena es todo un símbolo o portal de lo que es el barrio de la Macarena que prácticamente, hoy en día, tiene sus límites en la calle Sierpes, San Jerónimo y Carretera de Carmona. Pregunten a alguien de la Calle Feria, San Luis o Parra de dónde son.

      José Luis Jiménez

      Eliminar
  5. Rafael M.H.11/9/12 16:38

    Tienes razón, Ángel, respecto a la repercusión que tiene en nuestra ciudad todo lo relacionado con las hermandades, escuché decir a un gran científico español, premio Príncipe de Asturias, que Sevilla no tenía arreglo, que no entendía cómo tenía más poder el hermano mayor de la hermandad de los Estudiantes, que el rector de la Universidad. Respecto a los límites del barrio de la Macarena, pronto vendrá marcado por los lugares por donde transitan los nazarenos.
    Me encanta pasear por el Pumarejo, San Luis y la calle Feria, esta calle me recuerda a Castilla, quizás por la plaza, no sé, o por la vida que tiene, hoy en día me parece más animada, más joven. El arco de la Macarena se ha ido transformando en los últimos años hasta parecer un edificio religioso, un anexo de la gran basílica, otra vez la fuerza semanasantera, si los azulejos hubieran reflejado a la Esperanza y al Cachorro, no hay plataforma que se atreva a abrir la boca, con las hermandades hemos topado, Sancho.

    ResponderEliminar
  6. Juan Luis Franco11/9/12 18:26

    Con permiso. Ahora la polémica es la "Zapata". Antes fue la "Biblioteca del Prado". Y antes la Torre Pelli. Y un poco antes las "Setas de la Encarnación". Y mucho antes el Estadio "Olimpico". En medio el cambio del nombre de la calle Pilar Bardem. El problema no es el uso y abuso de la "fuerza" de las Hermandades (los políticos las "pelotean" para luego salir en la foto con la vara dorada). El germen del problema está motivado por una caterva de políticos ineptos e irresponsables (de todo signo e ideología). Ya nos lo dijo merdianamente claro don Antonio Machado: " Una Sevilla sin sevillanos" (sobre todo indolentes, podíamos añadir). Cordiales saludos desde mi destierro.

    ResponderEliminar
  7. ¡Socorro!..¡Me valga un Devé!..Rafaé, en la acera de la Zapata solo pueden meá las perras, como levanten la pata los perros no caben y se caen al agua sin flotadó ni ná. Que los lleven a meá a los pies de la torre Pelli que parece un Michelín sin brazos ni cabeza y con lo que les gusta a los canes un neumático paqué te viá a contá.
    Entonces lo de la rueda del coche y lo del escapulario, ¿donde fue?, ¿justo en el mismo arco?, ¿en la Macarena o en San Gil?, a estas alturas para mí es un poblema. ¡Que duda más grande! ¡A vé como lo viaacantá en las Pascuas pa no equivocarme!.
    Cuando pusieron la barandilla de la Zapata, ¿donde estaba la plataforma?, porque no puede ser más fea, por lo menos que hiciera juego con la del Puente. Todavía tiene el color del minio que le dió el de la ferralla. Parece que la hicieron para la terraza de una carriola, yo hasta le pondría unas macetitas con flores de plástico.
    Y porque no ponen los azulejos por los cuatro costados -es un decir- del ático de la torre Pelli....TRIANA..TRIANA..TRIANA..TRIANA... con letras gigantescas, desde allí lo vería todo el mundo, hasta los aeroplanos. Que paguen ese impuesto como castigo por haber ocupado una parte del cielo que le corresponde a Triana.¡Okupas que sois unos okupas!.Pero, claro, con jurdó. No hay quien los eche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jimenezjb12/9/12 0:36

      Antonio, es que estos tíos de la plataforma no tienen, todavía, el master en ferralla. En cuanto lo pasen ya verás como también opinan de la barandillla. Yo creo que lo mejor es colgar unas macetas con enredaderas y llenar todo el murallón de plantas trepadoras. Seguro que Rafa encuentra una planta adecuada. La plataforma se podría llamar Enredaderas por Triana

      Eliminar
  8. Efectivamente, el Arco es un símbolo de la Macarena (más de la hermandad que del barrio, pienso), pero existen tipos de símbolos según el poder de la corporación religiosa a la que le afecte. Un breve ejemplo: En vísperas del famoso 92 (la olimpiada de la trincaera, principios del despilfarro)dos hermandades se vieron seriamente afectadas en sus "símbolos", la citada de la Macarena, porque el techo del Arco amenazaba derrumbarse, y la del Carmen del Puente porque la capilla entera era la que se caía: Soluciones ante las protestas: El Arco se arregló inmediatamente y la Capillita del Puente paso la célebre Expo, y más, con un toldo encima.
    El barrio de la Feria ha sido uno de los más importantes en el devenir de la historia de nuestra ciudad, y lo curioso es que se le pregunta a muchos de los nacidos en tan célebre calle, la de Feria, y te dicen que son macarenos, mas creo que lo hacen pensando más en la hermandad que en el barrio. Este es el fenómeno.
    Efectivamente, Juan Luis, siempre hay algo por lo que discutir en Sevilla cuando actúan nuestros políticos, pero creo que en proporción a la obra de que se trata: la colocación del nombre de Triana en el centro del murallón de la calle Betis, dentro de un plan turístico que afecta al río, ésta, y por motivos que no entenderemos nunca, ha levantado y está levantando más revuelo que ninguna.

    ResponderEliminar
  9. Pues si, José Luís, la idea de tan perfecta habría que patentarla para que no se apoderen de ella los de siempre y saquen pecho diciendo que están apoyando la función medioambiental de la fotosíntesis entre la simbiosis del agua dulce ribereña y las plantas para dotar de un pulmón forestal y favorecer el microclima creado entre las salamanquesas, los gorriones y las plantas trepadoras en bien, sin ánimo de lucro, a título y solo de que la ciudadanía trianera que practica la pesca deportiva y la que no, los piragüistas, los nadadores, los suicidas....¿sigo?.....
    También dijo Machado : "¡Y quién ha visto a ese trueno vestido de nazareno!". Refiriéndose a muchos de los mismos que se dan golpes de pecho y se pegan guantás por estar en el machito de las hermandades. Yo lo de Machado lo pongo en plural.

    ResponderEliminar

*/