domingo, 8 de abril de 2012

LA PROCESIÓN DE RAFAEL



Con la entrada de la Hermandad de La O se puso fin a la Semana Santa trianera. Sin embargo en la mañana del Sábado Santo, en El Altozano,  todavía podíamos presenciar esta particular procesión, de la que Rafael Domínguez es capataz, imaginero, orfebre, dorador, director musical, nazareno de los que dan caramelos  y costalero, y a la que, como comprobaremos a continuación,  no le falta un detalle.
Por el maletero del coche de Rafael circula la Hermandad de la Esperanza de Triana, con sus dos pasos, por el Puente; música incluida. El tío de los globos, a 1 euro a unidad, el de los calentitos, a 3 euros la rueda y el que alquila las barcas, a 6 euros la hora, han tenido cabida. Hasta podemos encontrar a Urdangarín, aunque no lo conozca ni su puñetera madre.


Pero lo más curioso de todo tal vez sea la proclamación del beticismo de Jesucristo:
“Lo coronaron de espinas, lo azotaron con cuerdas, y en sus lamentos decía: Viva el Betís manquepierda, lo mejor de Andalucía”


Rafael, natural de San Juan de Aznalfarache (Aljarafe trianero), lleva tiempo en el Altozano, al que llegó huyendo de los municipales y sus multas,  mostrando estas tradicionales escenas de Triana; en navidad nos muestra en su maletero un simpático portal y en mayo, las carretas del Rocío. Para el año que viene me confesó  que nos traerá a El Cachorro por el Puente 
Lo mejor de la procesión de Rafael es que, pese a la inclemencia del tiempo, no ha faltado ni un  día de la Semana Santa y además con el deseo de que no nos falte el trabajo;  tal y como reza en el anunció de su capó.



José Luis Jiménez

4 comentarios:

  1. Qué gran reportero eres, José Luis. Una especie de Galerín moderno y trianero. A ver quien es capaz de resistirse a la sonrisa.

    ResponderEliminar
  2. Rafael M.H.8/4/12 20:36

    José Luis, ¿es éste el mismo señor que a veces se ve cerca de la Campana, aquel que querían denuncir porque utilizaba pleimoviles?

    ResponderEliminar
  3. jimenezjb8/4/12 21:59

    Gracias, Ángel. Vivir junto al Altozano te facilita las cosas. Como está el país hacen falta reporteros que cultiven la sátira; eso o ser un indignado permanente. Galerín era un fenómeno.
    Efectivamente, Rafa. Rafael Domínguez frecuentaba La Campana pero por esa zona andaba siempre denunciado por los municipales. Desconocía lo de los "pleimóviles". Le preguntaré

    ResponderEliminar
  4. Una nota entrañable y colorista de nuestras festividades que el día que falte lo echaremos de menos a no ser que le salga un competidor que lo mejore.Lo estoy pensando, sabes, y también decirle a los guardias que aparco el coche allí para guardarle el sitio. Un acierto José Luís, por estos puntos que nos muestras de arte artesanal,inventiva e imaginación.

    ResponderEliminar

*/