lunes, 16 de abril de 2012

DESDE EL MONTE PIROLO


    UNA HERMOSA VACA

Efectivamente hermosas eran las vacas que por aquellos entonces y hasta la década de los cincuentas se lidiaban y se mataban en plazas portátiles de pueblos, vacas gordas, lustrosas, viejas o que no parían, auténticas “pepas” y con unas arboladuras (léase cuernos) que para sí quisiera el toro del aguardiente. Se lidiaban con los toreros vestidos de traje corto campero. Casi todos los que querían ser toreros en aquella época estuvieron acartelados en estos espectáculos cercanos a la capital, sobre todo en Alcalá de Guadaira donde un aficionado de un pueblo vecino era fijo en los carteles “El Chupa del Viso”. Estos festivales se prohibieron y siguen prohibidos en la actualidad,  la vacas bravas solo se pueden sacrificar en el matadero, pero en otro tiempo servían para dar oportunidades a los torerillos que no tenían ocasiones para torear novilladas con o sin caballos y entrenarse entrando a matar, de verdad, a cambio de unas palizas tremendas porque estas vacas ya venían toreadas del campo en tientas y retientas y se juntaban el saber del animal con la poca técnica del aspirante a torero. Mala liga.

Viene todo esto a cuento porque hoy domingo, día de San Anastasia Mártir,  mi costilla  -¡sangre, a mí!-  me dio un escobón y me puso a hacer instrucción: ¡al hombro!, ¡paso ligero!, ¡izquierda!, ¡derecha!, ¡presenten armas!, ¡aarrr!, ¡zafarrancho en la sacristía!, ¡al combate!. La sacristía, mi rincón,  es un cuarto convertido en  contenedor, lleno hasta la bandera de todo lo que uno  se pueda imaginar pero en maremagnum  glaceado de polvo por encima y, mira por donde,  cuando estaba en plena refriega me encontré este cartel que ya lo había dado por perdido o regalado.


Creo que esta escuela taurina? estaba ubicada en el barrio alto de San Juan en un cine de verano que le llamaban “La Marina”

Las curiosidades de este cartel son dignas de sorpresa  taurómaca porque  se anuncia como festival -no como clase torera siendo escuela-  sin beneficio para nadie, donde solo se lidia una res y además es una vaca y no hay profesor sino que anuncia a todo un director de lidia?, y como director de lidia un novillero trianero que estaba a las puertas de tomar la alternativa, lo que hizo en Jaén de manos de Braulio Lausín y de tercer espada Antonio de la Haba “Zurito” con toros de Moreno Santamaría el día 15 de Agosto de 1926, día de la Virgen de los Reyes en Sevilla, día que siempre se dan toros y se la podían y debían de  habérsela dado aquí no en Jaén, este día en Jaén consiguió un gran triunfo pero tenía 36 años y ya se le había ido el tren que no espera a nadie. La empresa de la plaza de toros de Sevilla bien podía haber tenido un detalle con este torero.


Ramón Cansino no llegó a tomar la alternativa pero debutó en Madrid como novillero  en Septiembre del año 1935 en una novillada de ocho novillos para cuatro debutantes.

A José Pérez Gómez “El Nili”, banderillero, en el cartel le ponen el apodo como segundo apellido,  Rafaé “El Gallo” lo   apodó así –las cosas raras de Rafaé-  cuando debutó en Sevilla en una novillada sin caballos en el año 1915, al año siguiente el  día 28 de Mayo torea ya con picadores en la misma plaza, en el año 1921 se retira del toreo y vuelve el año 1925, creo con la idea de coger los palos o sea ser banderillero, no obstante el 5 de septiembre de este mismo año torea en Sevilla acompañando a Gitanillo de Triana y Mariano Rodriguez, después pertenecería, ya como banderillero, a la cuadrilla de éste último y también  integraría  las de las figuras sevillanas del toreo de aquella época, Ignacio Sánchez Mejías, Rafaé “El Gallo”, El Niño de la Palma, Luís Fuentes Bejarano y Juan Belmonte que incluso le apadrina un hijo. El ahijado de JB fue uno de los impulsores de la Feria Nacional Taurina de San  Marcos en Aguascaliente (México), país donde se afinca “El Nili” en 1939, no se sabe la fecha en que llegó seguramente exiliado por sus ideas o amistades. En 1936 auxilia al último alcalde republicano de Madrid, D. Pedro Rico López, al que saca de la capital metido en el maletero de un coche con destino a Valencia para que embarcara rumbo a América.

El banderillero era todo un personaje en el mundo del toro y también debía y sabría desenvolverse perfectamente en otros ambientes debido a su carisma personal, es la ley de la supervivencia elevada a la máxima potencia. En México fue reconocido y respetado como un gran taurino, descubridor y apoderado de toreros famosos (El Calesero, Jesús Córdoba, A. Velázquez…) y  llamado a participar en jurados taurinos importantes y de mucho rango teniendo gran poder de decisión en los mismos. Ya en el mismo año de 1936 formó parte de un jurado junto a profesionales del toro muy principales que impidieron torear en España a los toreros mejicanos.  



De carácter anecdótico es la Nota que remata el cartel y que la ofrezco ladeada en forma de detalle, pero antes de esta Nota el cartel anuncia que la corrida? se celebrará si el tiempo no lo impide… ¿Y la autoridad?. ¿Lo permite o no?...¡Que le den!.... ¡ni Madrí!.

                                                                 Antonio del Puente
                                                                                        Primavera-12


                                         


5 comentarios:

  1. Qué curiosidad. El mundo del toreo de antes de la guerra era una fuente riquísima de gente novelesca, de personajes que daban para más de una historia. Y ya ves, Antonio, Angelillo -vecino del Hotel Triana, donde aún vive uno de sus hijos- al que se le negó esa oportunidad que tu denuncias, ocupó, bastantes años después y como bien sabes, asiento durante varias temporadas al lado del presidente para decirle, en cada corrida, cómo tenía que hacer bien su función...

    ResponderEliminar
  2. jimenezjb17/4/12 15:36

    El recibo, para entrar, en la boca. Y lo mejor de todo las represalias para los que molesten a otros con palabras o hechos; ¿a qué hechos se referirán?

    ResponderEliminar
  3. No sé, Ángel, nada del asesor taurino hijo de tu tocayo. ¿Que años me comentas? ¿Como se llama?. No caigo y me gustaría conocerlo y charlar con él. Jiménez, no tengo ni idea de los hechos a que se refiere la nota, a no ser que fuera a los antitaurin@s que se pusieran en pelota picada en los tendidos. Y lo que sigue, no hay por dónde cogerlo, que a los veinticinco minutos de anunciar la muerte y ésta no se hubiese verificado, será devuelto (masculino) al corral. ¿El matador?, porque la vaca sería "devuelta al corral", ¿o no?. Curiosidades de la fiesta.

    ResponderEliminar
  4. Pues si tú no conoces, me descolocas... Me estoy refiriendo al torero de tu cartel, Angelillo de Triana. Creo recordar que fue asesor de la Maestranza junto al hijo del famoso Calderón, vecino también de Triana. ¿Años? Setenta, principios de los ochenta, o por ahí. Hace tiempo que no veo al hijo de Angelillo de Triana, el que vive -y espero que siga viviendo- en el Hotel Triana. Susoni, Curro Puya, el Pío, nos lo pueden aclarar.

    ResponderEliminar
  5. Mis dos primeras temporadas como asesor veterinario compartí el palco de la plaza de toros de Sevilla con Calderón hijo, era el único asesor artístico para los tres presidentes, por aquella época en activo, José Luís León, Gonzalo y Delmiro, quizás el hijo de Angelillo fuera anterior a mí, no lo sé pero puede ser, aunque creo que Calderón llevaba en el palco desde hacía bastantes años hasta que lo tuvo que dejar por razones de edad.

    ResponderEliminar

*/