viernes, 30 de marzo de 2012

VEO VEO: SECRETOS DE TRIANA


Hace algunos días el ayuntamiento de nuestra ciudad presentó un nuevo proyecto turístico “Secretos de Sevilla”, que se basa en una página web, en la que quien así lo desee, forastero o nativo, puede presentar una candidatura, bien a un rincón o curiosidad, bien a un monumento, uno de eso lugares que no aparecen en las guías convencionales, pero qué merece la pena conocer, ya hay más de ochenta, alguna de TRiana. También se puede realizar comentarios de las candidaturas ya presentadas. El 15 de Abril se publicarán las treinta candidaturas finalistas seleccionadas por un jurado de especialistas (miedo me da este nombre, lo que cobrarán por este trabajo), para más tarde por votación elegir los “diez lugares más bellos y valiosos de la ciudad”.

Esta claro que el turismo en una fuente de ingresos muy importante, por eso, esta nueva iniciativa, como aquella otra que se realizó en navidades para potenciar el turismo en esas fechas de turrones y panderetas, son dignas de aplauso. Sin embargo, me da cierto repeluco tener que vivir del turismo porque me da la sensación de estar vendiendo la ciudad, pienso que se crea cierta servidumbre entre el nativo y ese forastero que llega con derecho a todo, porque paga, claro. Con el turismo entra mucho dinero en la ciudad, pero hay que buscar otras alternativas, que no todo sea recibir billetes de aquellos que nos visitan, también es necesario potenciar otros sectores productivos, mientras más variada sea la forma de ganarnos el pan, con más facilidad se podrá salir de las crisis que están por venir.



Vivir del turismo también supone perder ciertos espacios y ciertas costumbres, pasear por algunos lugares es imposible porque los veladores ocupan todo el espacio de la calle, como ocurre en la calle que nos asoma al río.

Ahora, nuestros gobernantes municipales nos piden que descubramos los secretos de la ciudad, que no sólo seamos agradables y simpáticos, como de por sí somos la mayoría, cuando nos preguntan por una calle o un bar donde picar algo. Soy de los que disfrutan enseñando nuestro barrio porque cuando lo estoy mostrando lo miro con otros ojos, además el hecho de contar nuestra historia más cercana me hace tener más conciencia de donde vivo, y se me clavan las raíces hasta donde no hay carne. 

Con lo que nos gusta mirarnos el ombligo, esta nueva web de los secretos sevillanos es la mejor excusa para, al más puro estilo de un pasodoble gaditano, describir las maravillas de nuestro barrio y recrearnos en esos rincones hermosos, alabar lo bonito que es todo, sentirnos orgullosos, muy orgullosos, con esos forasteros que vienen a descubrir nuestro tesoro, como si hiciera falta que otros nos demuestren lo que valen nuestras calles.
Más que endulzarme en saborear esos encantos trianeros, como por ahora tengo suficiente con las torrijas y los pestiños, pienso que para nuestro delegado es más rentable escuchar quçe cosas se pueden mejorar o arreglar, que nos falta para elevar nuestra calidad de vida. Y no se trata siempre de pedir a los gobernantes, quiénes si no los vecinos somos los máximos responsables de cuidar nuestras calles y carreteras, pero para otras cuestiones sí que se necesita el impulso, no sólo económico, y las ganas de cambiar el barrio de nuestros dirigentes.     



Se me ocurren algunos secretillos de Triana, pero para decirlos así, por lo bajini, que quiero compartir con vosotros: ¿cuándo se podrá contar con ese espacio escénico que están impulsando Viento Sur Teatro y Matilde Coral en el Campo del Huevo?, ¿tendremos calles limpias (de latas, de papeles, de cacas perrunas y demás residuos)?, ¿aprenderemos alguna vez a no aparcar en doble fila para tomarnos una cerveza en calles como la Ronda de Triana o López de Gómara?, ¿es difícil poner en práctica un plan para proteger nuestro casco antiguo de arquitectos, la mayoría de más p’allá de Despeñaperros, que no sean respetuosos con el medio ambiente que les rodea?, ¿tan loco sería obligar a que las nuevas construcciones, como seña de identidad, cuenten con cerámica trianera en alguna parte de la fachada? ¿una peña flamenca, estudios que pongan en valor nuestros cantes, proyectos para realizar recopilaciones y nuevas grabaciones, alguna manera de que el flamenco se pueda ver y vivir, de aprenderlo?, ¿una solución para esos espacios baldíos que hay entre Castilla y Alfarería, para el solar del antiguo cuartel?, ¿saber gestionar el museo de la cerámica, de manera que quienes lo visiten puedan llevarse algún objeto de los talleres cercanos (si es que no son antes atropellados por Antillanos Campos)? Perdonadme si me estoy excediendo, es que una vez abierto el zurrón de lo sueños… Seguro que cada uno de vosotros tiene un buen puñado de buenas ideas para Triana.

Rafael Martín Holgado.

3 comentarios:

  1. De vez en vez, los políticos de turno se dan cuenta de que hay que avivar el valor turístico de la ciudad y se invierten buenas cantidades en vocearlo, pero casi siempre lo hacen por rutina como si el milagro tuviera la obligación de repetirse. Desde hace muchos años venimos aventando lo que Triana puede y debe aportar a esa riqueza nada desdeñable (¿Cuántos lugares en el mundo viven exclusivamente del turismo?).
    "Hecho en Triana" fue una pompa de jabón que nació mal y así acabó la iniciativa de los mandantes últimos. Lo vivimos y sufrimos en primera línea. Ahora andamos en medio de otro impulso ya veremos hasta donde llega... Nosotros continuamos con el mismo ánimo e ideas hasta que se lo tomen absolutamente en serio.
    Cuando se atrevan a rescatar el edificio de la antigua Casa de Socorro para instalar en él el Museo Taurino-Flamenco empezaremos a creer en un tiempo nuevo para el turismo en Sevilla.

    ResponderEliminar
  2. Rafé, de arte. Pues sí, yo tengo algunas. La torrija de oro,plata y bronce para la mejor saeta,para la un poquito peor y para la un poquito peor.
    El pestiño de oro, de plata y bronce para el mejor coro de campanilleros o el mejor Nacimiento, un poquito peor y un poquito peor. Otra, el 1er. arroz con leche, ya tenemos la 1ª poleá. Otra, El buñuelo trianero-gitano de oro, plata y bronce. La 1ª avellanada verde de Triana. Tengo má,lo único que hace farta es pedí información.

    ResponderEliminar
  3. jimenezjb2/4/12 21:16

    Mi propuesta actual para Triana, dado los momentos de crisis económica por lo que estamos pasando en la actualidad, es rescatar la Casa de los Mensaques como Ateneo Trianero. Con el dinero que nos ahorramos en el sueldo de los carpos políticos que la ocupan, seguro que amortizamos el proyecto. Porque digo yo, para qué queremos un Delegado, un Director, un Subdirector y no sé cuántos cargos más, si el presupuesto para gastar en Triana es inferior al sueldo de todos ellos.

    ResponderEliminar

*/