jueves, 17 de octubre de 2013

EL FAROL DE MARCHENA


QUE NO SE PARE TRIANA


Con los debates que los representantes políticos de los principales partidos con representación parlamentaria están teniendo en el Congreso de los Diputados, en los que seguimos sin saber quién ha robado o mentido más,  es difícil mantener la atención escribiendo exclusivamente de Triana; sin embargo ese es nuestro objetivo y compromiso  que no queremos dejar de atender.

Como novedad, y sin entrar en  las múltiples actividades religiosas del Barrio, siempre bien organizadas y con una gran participación, tenemos una nueva exposición en el Castillo de San Jorge de título “Joselito y Belmonte, una Revolución Complementaria”. Dedicada a dos toreros que marcaron toda una época de la tauromaquia y que dispondrá de dos sedes: el  ya mencionado Castillo de San Jorge y el antiguo Convento de Santa Clara.

También hay que destacar que aquel “MUPI impactante” que nos colocaron en pleno centro del Altozano y que informaba erróneamente de la situación del Museo fantasma  de la Cerámica a la vez que obviaba al Puente de Triana,  ha desaparecido misteriosamente. Llegué a pensar que antes de corregir el error los responsables municipales eran capaces de demoler el Puente de Triana y trasladar el Museo a la calle San Jacinto, lugar en que lo situaba el plano del MUPI desaparecido. Ya veremos en qué termina esta historia.

Y tratando que el arrabal no se quede parado ni atrasado el Ayuntamiento tiene en proyecto restaurar el “Reloj de Triana”, el que está en  el edificio que en Triana conocemos como “EL Faro” y que muchos medios de comunicación lo están datando y  nombrando erróneamente como  “La Torre del Reloj”.  EL edificio en cuestión es el que está situado junto a la “Escalerilla de Tagua” y frente a la Capillita del Carmen. Su inauguración ocurrió en 1924 como estación de pasajeros y depósito de mercancías destinadas a la ruta fluvial entre Sevilla y Sanlúcar de Barrameda, promovido por la “Compañía Sanlúcar-Mar” y que con la desaparición de esta se estableció allí un bar con el  rótulo “El faro”, de ahí el nombre del sitio. Tras el cierre de este bar se ocupó con una semillería que se transformó posteriormente en una tienda de chucherías y en la actualidad, de nuevo, el uso de bar. Exteriormente el edificio se conservaba casi en su estado original en el que ya poseía el reloj de torre de tres esferas que ahora se quiere reparar y que parece que ha estado más tiempo parado que en marcha. Manuel Macías, en su interesantísimo e imprescindible libro “Triana, EL Caserío” , nos relata con todo lujo de detalles la historia de este emblemático sitio trianero, incluso queda retratado con una curiosa fotografía donde no aparecen ninguna de las esferas del reloj y que, por las fechas de la instantánea, no tiene nada de extraño que coincidiera con la reparación que, a principio de los años 80, le realizó al reloj Antonio Jiménez, propietario de la trianera Joyería Santa Ana. El arreglo, según nos asegura Paco Arcas, fue totalmente gratuito y nos permitió durante algunos años celebrar la “noche vieja” en El Altozano, uvas incluidas.

Pocos detalles conocemos del proyecto de reparación salvo que anuncian un coste de 13.960 euros y describen la impermeabilización de la cubierta, la mejora de sus revestimientos interiores y exteriores y la adecuación de la instalación eléctrica , entre otros aspectos. Sin embargo, no queda aclarado si en este presupuesto se incluye la puesta en marcha o sustitución del reloj en si mismo,  verdadera reivindicación que durante años venimos haciendo muchos trianeros. El guitarrista de La Cava, Ricardo Miño, ha llegado a ofrecer una de sus composiciones musicales para que el reloj, emulando al cordobés de la Plaza de las Tendillas, suene por soleá.

En próximo capítulo tendremos que aclarar dónde estaba situada “La Torre del Reloj” que también generó muchas polémicas con las averías de su reloj. Mientras tanto seguiremos esperando a ver cuándo darán las campanadas por este arrabal.


José Luis Jiménez

1 comentario:

  1. Elisa Santos17/10/13 18:03

    Un reloj sonando por soleá sería lo ideal, pero si no es posible, al menos que de la hora. Y si no tienen dinero para arreglarlo que lo pongan marcando las 5 de la tarde y un cartel bajo éste diciendo que el reloj del Puente de Triana siempre marca la hora grande de la Maestranza.
    En fin, yo que sé, será por ideas, hasta los 5 o 6 folios que les mandaste hace poco repletos de ideas y que aún no te han contestado fíjate si hay ideas.
    El otro día en Verona, había un centenar de personas visitando la Casa de Julieta, una invención de Shakespeare al que esta ciudad le debe gran parte de su fama.
    La casa de Julieta por supuesto es un acertado oportunismo inventado por los dirigentes de la ciudad, al igual que su tumba, o el balcón que es de 1927-28 aproximadamente.
    Carmen es más conocida en el mundo que la propia Triana, la ópera de Bizet se ha interpretado en todo el mundo y llevado al cine varias veces, la última con la encarnación del personaje por parte de la también trianera Paz Vega.
    Pueden imaginarse "LA CASA DE CARMEN" en Triana?
    Pués eso, que los ingleses tuvieron a Shakespeare y nosotros a Calderón de la Barca:
    Qué es la vida? Una ilusión,
    una sombra, una ficción,
    y el mayor bien es pequeño.
    ¡Que toda la vida es sueño,
    y los sueños, sueños son!

    El Mupi.... no sé si hemos de albergar la esperanza de que hayan caido en la cuenta de la reparación de sus errores, o es que en la Degación Consistorial de la calle San Jacinto se han aburrido de explicar a los turistas lo del museo Fantasma....

    ResponderEliminar

*/