lunes, 7 de octubre de 2013

EL FAROL DE MARCHENA


Único recuerdo de la "Hispano Aviación" en Triana. Placa ubicada en la fachada de la Calle San Jacinto.

LA HISPANO AVIACIÓN: EL FIN DE LA INDUSTRIA TRIANERA


En los tiempos que corren donde las cifras del paro siguen creciendo mes a mes - pese a que  incomprensiblemente para los políticos siempre son positivos los números que  anuncian y, entre la misería, nos hacen ver el éxito de su gestión-  pocos pueden imaginar que en Triana, hasta principios de los años 70 del siglo pasado, hubo una importantísima industria aeronáutica que llegó a dar trabajo en los momentos de mayor esplendor a 1500 personas. Una marea humana que inundaba a diario la calle San Jacinto dotando al Barrio de una vida saludable, como dirían los nutricionistas.  Con especial cariño recordamos  su famoso  “pito”, auténtico reloj de Triana. Eran años donde no existía el carril bici pese a que muchos trabajadores de la Hispano llegaban a la factoría usando este medio de transporte. Esta importante industria trianera convivió con la de los almacenes  de aceituna, la industria cerámica y las numerosas fraguas repartidas por el arrabal. Triana mantenía con ella su indiscutible tradición industrial que se remonta a la alfarería, a la industria de la pólvora, a la fabricación de jabón o  a sus famosos astilleros.

Pero la Hispano Aviación fue un orgullo para Triana no sólo por la cantidad de empleo y recursos que generó sino porque aquí se engendró y nació el primer avión a reacción fabricado en España: “El Saeta”; nuevo hito para la historia de Triana que ya poseía el de  la fabricación del primer barco a vapor construido en nuestro pais: “El Betis”.  El Saeta o H-200 vuela por primera vez en Agosto de 1955 y tres años antes ya se había probado y construido el avión H-100 conocido como “Triana”.

El avión  "HA-100", denominado "Triana"


No hace ni 40 años que la Hispano cerró sus puertas y en sus instalaciones se construyó la barriada que podemos contemplar en la actualidad. Como testigos mudos permanecen la fachada de la calle San Jacinto, la nave central , denominada familiarmente “El Paragüas” y la “Nave de Maquinaria”, actualmente ocupado por un Gimnasio; la plaza que forman estos dos edificios la nombraron como Plaza del Monte Pirolo. El resto del entorno lo constituyen  viviendas ordenadas en torno a una gran plaza rectangular a la que rotularon con el nombre de Plaza del Zurraque. Demostraron los gobernantes poco conocimiento geográfico e histórico de Triana nombrando a estas dos plazas de la moderna barriada Hispano.

 Sin embargo, en tan poco tiempo,  esa ordenada  marea humana  que suponían los mil quinientos empleados con sus numerosas bicicletas, el estruendoso ruido que producía el famoso “pito de la Hispano” y toda la industria de abastecimiento aledaña , donde las tabernas constituían los establecimientos de mayor interés, se ha sustituido por una marea incontrolada de ciclistas circulando por sus nuevas vías verdes o incluso  por las aceras, patinadores, veladores y otros  artefactos  que  están convirtiendo a Triana en un lugar poco apto para vivir. Si antes las tabernas constituían el mejor soporte a la industria trianera, ahora el escaso comercio y casi nula industria artesana intentan vivir de los clientes de las nuevas y, en la mayoría de los casos, irrespetuosas tabernas.

Pero lo peor de todo  es que este análisis evolutivo que hemos realizado de nuestro Barrio se puede hacer extensivo al resto de España donde irremediablemente terminaremos convirtiéndonos en los camareros de Europa; eso sí, con un alto grado de preparación académica.

José Luis Jiménez


5 comentarios:

  1. Elisa Santos7/10/13 13:26

    Camareros con dos carreras y un master, mensajeros licenciados y panaderos con 3 idiomas, para amasar la harina cantando en el idioma conveniente en función de lo que se quiera después hornear, que de seguro que el croissant sabe mejor si se amasa a ritmo de Edith Piaf.
    Y por supuesto el chico que por un miserable sueldo ( a Dios gracias por tenerlo) amasa la masa de esa famosa cadena de pizzas, lo deberá hacer con el son del Nessun Dorma, que ya sabemos todos que el secreto... está en la masa...
    Y mientras masa y se amasa, los amasadores profesionales, aquellos que no precisan estudios ni idiomas, ni tener ni idea de nada para ocupar sus altos cargos, porque ya para eso tienen nuestros impuestos que pueden despilfarrar pagando cientos de asesores (que digo yo, que alguien que necesita 267 asesores..... qué es lo que sabe hacer sólo? ) siguen jugando a ser dioses creando un nuevo "diluvio universal" con su barcaza a buen resguardo y haciendo desaparecer cualquier tipo de industria que pudiesen usar los ciudadanos para construirse sus propias embarcaciones.
    Qué habría pasado si en los 70 se hubiera potenciado la industria que ya existía en Triana en lugar de haberla hecho desaparecer?
    Qué hubiera pasado si se hubiese invertido en las infraestructuras necesarias para poder hacer competitiva la venta y transporte de mercancías y de esta industria para su exportación en lugar de en otras zonas más al norte de España?
    Nunca lo sabremos, así que la aspiración máxima de las generaciones futuras será ponerse un gorrito y tirantes ridículos para servir botellines en cubos con hielo por dos duros y de vez en cuando poder estar al otro lado del cubito dichoso tomando una burda imitación de lo que a los que hemos tenido la suerte de conocer, hemos conocido como tapa sevillana.
    El Diluvio Universal con el que pretenden terminar con nuestra idiosincracia y personalidad, desde Andalucia a Cataluña, pasando por todo nuestro territorio nacional, que cada vez es más parecido a cualquier calle del nuevo mundo con apenas dos días de vida, y lanzándonos entre nosotros a la arena como gallos o perros de pelea cada vez que quieren hacer una nube de humo en la que tapar la realidad de su de su total desinterés por la ciudadanía, de aquí o de allá, y de la verdadera relación societaria que entre todos ellos existe.
    Como si de nada hubiesen servido tantos siglos y siglos de historia y cultura a nuestra espaldas….

    En fin que dan ganas.... "dan ganas de no morirse" como decía el poeta y escritor Eduardo Mazo

    ResponderEliminar
  2. jimenezjb7/10/13 14:27

    Los amasadores profesionales...... supongo que te has acordado de esos grandes amasadores de fortuna.
    Echo de menos muchas cosas de Triana a la vez que sobran muchas, sobre todo en San Jacinto donde el gran mirador del que disfrutan los responsables del Distrito no le sirve para ver con claridad hacia donde tiene que ir nuestro Barrio.

    Qué buenos recuerdos de Eduardo Mazo en La Rambla. No nos vendría mal que se viniese una temporada para Triana.

    ResponderEliminar
  3. El comentario de Elisa hubiera merecido una entrada...
    Si, José Luis, retratas tan bien con las palabras como con la cámara. Te recuerdo que al anterior delegado le propusimos la creación de un pequeño museo d la Hispano con unos aviones salidos de la calle San Jacinto que un particular mantenía en una nave en Coria (o Puebla del Río, no recuerdo bien) y no sabía que hacer con ellos. Fue en una de las inútiles reuniones de aquello que se llamó ilusamente "Hecho en Triana".
    Pues antes de llamarse Marianillo y Pirolo separadamente, el rótulo oficial fue "Plaza del Monte Pirolo y del Zurraque", así todo junto. Lo denunciamos en "La Cruz de San Jacinto" y -¡milagro!- hicieron caso de nuestro aviso.
    ¡Cosas!, como le cuesta decir a nuestro amigo Emilio.

    ResponderEliminar
  4. ... ahora veo que he escrito "cuesta" cuando quise decir "gusta"...; dispensas, Emilio.

    ResponderEliminar
  5. Siempre tengo la costumbre de decir ¡Cosas! cuando hay cosas que no se pueden explicar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

*/