miércoles, 10 de abril de 2013

DESDE EL MONTE PIROLO



 CENTENARIO DE DOS ALTERNATIVAS (II)


Juan Belmonte  “tomó la alternativa y la confirmó a la vez” de la tirona, tal era la  revolución de su presencia en las plazas de toros que los empresarios  no quisieron perder ni el tiempo ni el dinero, las localidades se pusieron por las nubes con precios más altos en taquilla que en otras corridas sin contar con la reventa. Las dos y juntas ceremonias –alternativa y confirmación- se celebraron a la vez en la antigua plaza de Madrid de la carretera de Alcalá. El padrino de ambas unciones que coronaron a JB como matador de toros y rey del toreo fue el gran Rafael González “Machaquito”, torero cordobés distinguido con el título (ahora sí) honorífico de III Califa del Toreo. “Machaquito” fue una gran figura del toreo destacando por su valor y por su forma de estoquear los toros.  Don Modesto, amigo de Mariano Benlliure, presenciando una tarde la suerte de matar de “Machaquito” le dijo: [Mariano esta estocada del “Machaco” la tienes que plasmar en bronce]. Y dicho y hecho, así lo hizo el escultor  Mariano Benlliure, denominándola: “La estocada de la tarde”.

                           

                           
A los toreros famosos los fabricantes de aguardientes siempre le han dedicado marcas de sus mejores licores pero a medida que se iba diluyendo la fama del torero los aficionados moyatosos iban poco a poco abandonando también los idolatrados  licores y se pasaban a otro anisado triunfador, sin embargo el aguardiente “Machaquito” todavía hoy sigue “matando” los gusanillos de fríos mañaneros y alegrando las Pascuas navideñas y otras romerías, me parece que ya no quedará ningún moyatoso partidario, pero la fama no se ha perdido con el paso del tiempo y distintas generaciones. ¡¡Un “machaco”, por favor!!.    

                           


Como se que no nos pierden de vista jugué al despiste con la fecha de la alternativa porque había leído en muchos blog y páginas web una fecha  coincidente pero errónea en el día y en el mes,  ahora lo pueden arreglar.                                            
El día  fue  el 16 y el mes Octubre, el año 193C,  por eso  cumple el CENTENARIO y aunque todavía faltan meses ya han empezado  instituciones, peñas, tertulias…. un marathon loco para ser de los primeros, la excusa  es que se va a celebrar esta efeméride  durante todo el año. Por eso escribo.
                                     
Escribo porque en su día advertí que se debían de celebrar las efemérides –las bodas de plata, las de oro (cincuentenario), las de platino y los CENTENARIOS-  de  los triunfos y no de las tragedias y fracasos, sobre todo si se hace en el lugar de nacencia, crianza o vecindad pero en este caso se tiró por la calle de en medio -ancha- del barrio quizás cegados por un afán de oportunismo y/o protagonismo donde no se escucharon las güenas intenciones de las advertencias.

                                    


En esta instantánea del fotógrafo Alfonso se recoge la llegada a la plaza de Belmonte el día de la alternativa en un automóvil último modelo. Y la de “Machaquito”, del mismo fotógrafo, en una calesa. Cambio generacional.


                                              



Se anunciaban:  6  Hermosos Toros 6 de la acreditada ganadería de Guadalest, para los famosos diestros Rafael González “Machaquito”;  Rafael Gómez “El Gallo” y Juan Belmonte que tomará la alternativa. Un espectáculo totalmente andaluz.  Al cante por caracoles: [Como reluce/ la gran calle de Alcalá/como reluce/ cuando suben y bajan los andaluces…].

De entrada los seis toros de la corrida titular y los sobreros fueron desechados en el reconocimiento previo y sustituidos por otra corrida de la ganadería de Bañuelos.

Empezada la corrida el primer toro, de Bañuelos, con el que Belmonte iba a ser alternativado se llamaba “Lechuguino” (vaya nombre) de pelo retinto y en medio de la protesta fue retirado al corral y sustituido por otro  también del mismo ganadero y con la misma capa retinta, arrecia la bronca y también es enviado por el usía a los corrales, sale otro toro que no es de Bañuelo, sale sin divisa y ni el revistero acierta a saber de que ganadería y  ni como se llamaba para que quedara escrito en la historia, solo sabe que es negro. JB recibe los trastos de manos de Machaco y lo lidia en medio de una bronca considerable. Torea maravillosamente pero el público encrespado después de matar lo despide con división de opiniones más cargadas de pitos que de palmas.
                                     


Para no meterme en más detalles diré que toda la corrida transcurrió con un escándalo permanente hasta el punto que el público saltó al ruedo en dos ocasiones y los toreros ante las dimensiones del escándalo subieron a hablar con el presidente bajo una  gran protección policial en el palco ante el temor que se convirtiera el espectáculo en un conflicto de orden público. El escándalo duró toda la corrida y en el último toro y al entrar a matar salió JB muy lesionado en el brazo, como casi no podía con la espada “Machaco”  le pidió el estoque pero JB no se lo dio  efectuando otro intento baldío de matar al burel, “Machaco” dándose cuenta en las condiciones que se encontraba JB le tiene que arrebatar el estoque casi a la fuerza y de un pinchazo, una estocada corta y un descabello despena al toro que es apuntillado. JB no pudo, por lesión, ni matar  a su segundo toro.
                                              

Rafaé González “Machaquito” a los pocos días de haberse celebrado esta  corrida y sin anunciarlo previamente llamó a su mozoespá y le dijo: ¡¡Córtame la coleta!! ( las coletas de entonces eran de verdad no postizas).  Machaco  se retiró para siempre del toreo dejando tras  él una trayectoria brillantísima. No se le dio al público  razón de tan drástica decisión, por lo tanto no se sabe si el escándalo de esta corrida sumado a la concepción –en aquella época- de saber lo que conllevaba ser, como era, una afamada figura del toreo, aunque ya en el declive de su carrera, después del  lío que se formó pensaría aquello  de: “una retirada a tiempo…..”,  y lo llevó a cabo. Era el momento.
                                       
 
                                     
 Esta es toda la historia de una alternativa triste y para olvidar. Al cabo de los años la quieren recordar cuando JB seguro que la tenía enterrada. En este caso la memoria histórica no debería  tener  vigencia y menos en su barrio. El diario ABC al día siguiente resumía en una sola fotografía de portada lo sucedido la tarde anterior.

Todos los toreros grandes han tenido y tienen tanto fracasos como éxitos que al igual que ellos son de grandes dimensiones……“Cagancho” en Almagro, las broncas toreras  de Rafaé “El Gallo”, de Rafaé de Paula, de Curro…..  estos  petardos son pequeños lunares  -cada toro sale con una leche, mala o güena- y cualquier triunfo los borra y el personal, los partidarios, lo único que  recuerdan son los triunfos, por eso estos toreros son tan grandes, lo que pasa es que en el toro, a veces, canta la gallina cuando no debe, en ciertos días especiales y  señalados de la profesión más difícil del mundo.
                                     


Juan Belmonte, pasado este mal trago, era tal la revolución que tenía formada que este fracaso casi no le pasó factura y rápidamente lo borró con una cadena de triunfos apoteósicos que lo llevaron al Olimpo de los dioses del toreo y estuvo  con el cetro en su poder, día  tras día,   durante cerca de veinticinco años. Incluso en un stand by como torero de a pie actuó como rejoneador.
                                     


Belmonte al igual que Francisco de Posada fundó una trianera dinastía torera larga y brillante, sus hermanos Manuel y José fueron matadores de toros, su hijo Juan Belmonte Campoy, también matador de toros igual que su primo, Juan, hijo de José. Los nietos del gran Juan también fueron toreros,  hijos de una de sus hijas, Juan Carlos Beca Belmonte, matador de toros, y Rafael Beca Belmonte, novillero. Con estos dos últimos toreros, ignoro si hay algunos más, se extinguió la estirpe torera sobre los años setenta y algo. Casi todos los componentes de esta saga torera una vez que dejaron de pisar los ruedos, estuvieron vinculados, de una manera u otra, al mundo del toreo como ganaderos, empresarios y apoderados.

                                    


Lo que he contado y escrito sobre estas dos alternativas, la de Curro Posada exitosa y olvidada en su barrio,  y la de Juan Belmonte, decepcionante  y sin embargo con celebraciones, como se comprenderá no lo he inventado, está mucho más extenso  en bibliotecas, archivos particulares, hemerotecas y sobre todo en el recuerdo de la  voz de mi Bato, de mi tío agüelo Santiago, de tío Rafaé, compinches y  correligionarios de  “agüaeros” y  tertulianas trastiendas toreras  de Triana (q.D.l.t.e.s.S.G.).

Son símbolos que quedan en la historia y en la trayectoria de las vidas profesionales de los toreros, negros y blancos, malos y güenos,  la oscuridad y la luz, todos le dan el caríz. Pienso que los símbolos importantes de una carrera taurina, de un artista, deben ser la luz, lo güeno y lo blanco  y creo, son los que se deben de celebrar. Los otros al macuto del olvido. Con la cantidad de éxitos que tuvo Juan Belmonte en su dilatada vida torera acordaron celebrar los dos sucesos  más nefastos.
¡OhAlá!, Dios nos libre de caer en manos de sabios “dortores”  que, muy serios y con autoridad, para tapar su osada ignorancia, disponen: éstos sí… éstos no y ¿éstos?, ni sí..ni no… éstos  mediopensionistas. Y el que sea capaz que le lleve la contraria.  



¡¡OJÚ!!....¡¡Que lo mate er Machaco con la coleta, joé!!.......¡¡Sus mulis el último pa Triana, primo!!

                                     

                                                                                              Antonio del Puente
                                                                                                     Primav-3C

     

9 comentarios:

  1. jimenezjb11/4/13 19:31

    Pues parece que no son pocos los que están celebrando este aniversario. En los últimos días he visto anunciado multitud de actos relacionados.

    Interesante las fotografías de los toreros en los automóviles y qué decir de la lengua del toro de la última ilustración.

    ResponderEliminar
  2. Sé que hay muchos actos programados en casi toda España.No ha pasado con ningún torero y no me preocupa, como dije, si lo hacen en Madrí, Soria, San Sebastián, Pamplona o en San Felíu de Guixol. Pero en su barrio, Triana, el auténtico barrio torero por antonomasia -otros barrios hacen lo imposible por que se lo digan.("Si tú dices soy es que nadie te dice tú eres")- tiene y debe que ser diferente. Y los toreros lo saben. Igual que los flamencos saben lo que ha sido Triana. Otra cosa son los pintamonas que los hay a manojitos con un común denominador, la osadía.

    Los triunfos, José Luís, los triunfos son los que hay que celebrar, esas cosas -al alcance de muy pocos- que ponen a diez o veinte mil personas de acuerdo y piden las orejas, del toro claro.

    Por eso en Triana debe de haber un monumento al toreo, con el nombre de todos los toreros del barrio que como mínimo hayan debutado en la plazatoros de Sevilla. Dos listas, primo, una de los matadores de toros y otra de novilleros y picadores.

    Los triunfos, José Luís, los triunfos esas cosas que ponen a diez o veinte mil personas de acuerdo y piden las orejas, del toro claro.

    ResponderEliminar
  3. Rafael M.H.12/4/13 14:38

    Me ha gustado la idea del monumento con el nombre de todos los trianeros que han sido capaces de acercarse de verdad a esa sombra negra que manda sobre el albero.

    ResponderEliminar
  4. ¡Magnifico documento, ornamentado con unas fotografías extraordinarias!
    Me ha gustado mucho, enhorabuena.

    A Juan Belmonte, le conocieron por el apelativo: "El pasmo de Triana", pero nació en la misma calle que yo, en la calle Feria, barrio de la Macarena, pero se "hizo" en Triana, y eso imprime carácter, anda, no ni ná.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pocas gente se han adherido a esa petición del monumento al TOREO de TRIANA y en TRIANA, Rafaé, quizás es porque queden pocos partidarios o aficionados pero eso nunca le quitará al barrio lo que ha MANDADO, lo que ha INFLUIDO y la IMPORTANCIA que ha tenido en la fiesta de los toros en todas las épocas y en todo el orbe taurino que como se sabe ocupa cerca de veinte paises, muchos de ellos en ultramar.

      Esa sombra negra que manda sobre el albero muchas veces es cárdena, retinta, berrenda en negro o en colorao hasta que llega un torero y le dice, como JB, aquí el que manda en todos los terrenos soy yo, de ahí el famoso hat-trick del toreo:"parar,templar y mandar".

      Creo que con estos dos escritos del "Centenario de dos alternativas" queda contestado tu anterior comentario de los símbolos. Era mi asignatura pendiente.

      María del Carmen, que segundo apellido tienes tan flamenco, me encanta que a una ´"macarena" no se le caigan los anillos por leer nuestros escritos y además comentarlos, ya quisiera este blog que muchos trianer@s que nos leen se fijaran en ti como en un espejo o modelo al que imitar.¡Gracias!. También tu nombre huele mucho a Triana, a marinería de agua dulce.

      Eliminar
    2. Gracias, sí, soy "macarena", además de "trianera", así me considero. Mi familia, muy vinculada en Triana. Mi padrino de bautismo: D. Ricardo Lázaro, de familia de destacados comerciantes. ¡La de veces que he visto pasar a los Reyes Magos desde los balcones de la calle S. Jacinto....!
      Si te apatece, echas una miradita y mira lo que digo de nuestra universal "Velá de Santana"....

      Saludos trianeros.

      Eliminar
  5. Rafael M.H.13/4/13 11:09

    Después de leer lo que has escrito aquellos que celebren la alternativa de Belmonte o no conocen la historia o simplemente se basan en unos números pelaos, como tú dices, que, a veces, poco significan, de vuelta a los símbolos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente o casi seguro que no la conocen y como ya dije, Rafaé, si la conocen todavía peor, pero el oportunismo y la osadía les ciega y no escuchan a naide. El pintar la mona que se llama. Y que conste que no he querido ilustrar con fotos del cincuentenario, que las tengo.

      José Luís no solo es la lengua lo que asusta, fíjate bien en lo que sale por la "bragá" izquierda de entre las patas de atrás. Por eso hay un dicho entre los toreros:"Para ooj...., el toro".

      Eliminar
  6. "Para coj....el toro"

    ResponderEliminar

*/