viernes, 7 de diciembre de 2012

MÁS LUCES Y MENOS ALUMBRADO.


Ya estamos disfrutando en Triana del nuevo alumbrado navideño. Las calles que conforman la columna vertebral trianera ya lucen con sus mejores galas para celebrar la fiesta anual del consumo. Para dar cumplimiento a las avanzadas leyes de las que disponemos, para evitar la contaminación lumínica y el  ahorro energético, el alumbrado es de bajo consumo, tipo LED. Porque en este país podemos permitir 5 millones de parados, más de 500 desahucios al día, una legión de personas comiendo en los comedores sociales y no sabemos cuántos incumplimientos  más de los derechos fundamentales, pero la contaminación lumínica y el ahorro energético son sagrados; son las nuevas tendencias políticas.

El alumbrado, ejecutado por una empresa con sede en Murcia, tiene un presupuesto de alrededor de 75 millones de pesetas para toda la ciudad de Sevilla. Pero en nuestro barrio, pese a esta inversión millonaria, este alumbrado navideño no alcanza a iluminar la oscura calle Covadonga, donde la Casa de los Artesanos sigue esperando que le repongan su retablo cerámico además de una solución definitiva a su conservación futura. Tampoco se ilumina la calle Pureza, donde –si nadie lo impide- se instalará el referido retablo fruto de un auténtico expolio orquestado. La calle Betis queda a medio iluminar, al igual que su controvertido murallón que se quedó sin el prometido proyecto impactante; a buen seguro que los azulejos destinados para tal fin y que no sabemos cuál será su futuro estarán en la parte más oscura de la calle o tal vez en el fondo del río. Antillano Campos también ha quedado oscurecida, pese a que el nuevo Museo de la Cerámica lleva anunciando su apertura desde hace un año y nadie se pronuncia acerca de la fecha de la misma; lo último publicado augura que abrirá sus puertas en los próximos meses. Mientras tanto la fachada ya está sufriendo los daños esperados, óxidos de la chapa, abolladuras, etc.

Pero en las calles iluminadas, este alumbrado murciano de bajo consumo y presupuesto millonario, no será capaz de calentar a las personas sin hogar que padecen el manto frío de la noche de diciembre, como tampoco será capaz de llevar la felicidad a un pueblo arrasado por la lacra del paro que ve como el dinero público se emplea en  solventar los problemas de la banca y como los juzgados se llenan de estafadores que hace meses eran prototipos de empresarios referentes, aunque el dinero que han robado nunca aparece. Mientras, día a día, se van recortado los derechos de la mayoría de los españoles. Todo va menguando en este país salvo el número  de políticos; los verdaderos causantes de los problemas que estamos viviendo. ¿Ningún político de esta ciudad ha planteado no instalar el alumbrado navideño e invertir los 75 millones de pesetas en otros proyectos más necesarios? El sentido común dice que la coyuntura  actual no está para gastar dinero en alumbrados navideños, ni tampoco en una cabalgata por distrito. Sr. Alcalde: esta ciudad tiene problemas muy graves y urgentes que resolver, como por ejemplo los cerca de 100.000 parados para los que parece no hay solución. Mientras tanto, usted y su amplio equipo municipal se dedica a seguir tirando el dinero público.



José Luis Jiménez



7 comentarios:

  1. José Luís hay que proponer, estamos a tiempo, que el día de Nochegüena en cada plazoleta de Triana pongan una cuba de las de construcción llena de leña y que los vecinos enciendan una candelá antigua y a cantá y a bailá y que cada uno lleven pestiños y alfajores y bebidas aguardientosas. Y que además el Exmo. Ayuntamiento regale unas cajas de cinco kilos de las de mantecado con el almanaque dentro pa que no farte. Una botellona de zambombas, panderetas y chinchines, en plan fino. No sé si pegará con el alumbrado, pero para el año que viene si se vé que no combina el fuego con la luz que no lo pongan -el alumbrado, claro- y serán las Pascuas más íntimas y más baratas además de sorprendentes. Se que el Exmo. Ayuntamiento otros años, bajo petición, a servido leña a grupos de vecinos de otros barrios. Y si no hay cuba que regalen cajas de cerillos y la gente lo enciendan y lo tiren por lo arto y nos alumbramos tós. Los que esa noche no tienen calor de naide y tienen frío sabrían que hay mucha gente esperándolos para pasarla juntos. Y para Nochevieja iguá. Ya Ángel Vela y yo lo habíamos hablado hace mucho tiempo pero solo para el Altozano. Yo soy partidario de que se amplíe que tantas plazoletas no hay en Triana.
    Y a Murcia le compraremos/los pimientitos morrones/ y adornaremos ventanas/las cancelas y los balcones.....¡Pero miran como beben los peces en el río/ pero mira.........

    ResponderEliminar
  2. Se me olvidó decirte que como tú y Elisa estáis tan cerca que tengas preparado en los balcones dos o tres cubos de agua. TRIANA is different.
    ¡Que no farte de ná!. Antes, en er comentario anterió, me fartó er ná.

    ResponderEliminar
  3. jimenezjb8/12/12 22:04

    Como siempre, Antonio, apoyamos tu idea porque a ver quién se resiste a lo de los mantecaos, los pestiños, los alfajores (mojones de perro le decíamos en casa) y las bebidas aguardientosas. Por el agua no te preocupes que si hace falta sacamos, en lugar de dos o tres cubos, una manguera.

    ResponderEliminar
  4. ... y celebrar la entrada del año nuevo en torno a Belmonte y a la galante figura de la Triana del Cante, pero como esperemos que den las doce en el reloj del Altozano nos podemos congelar. Así que vale, Antonio... ¡Más madera!

    ResponderEliminar
  5. Eso, y como vamos andando patrá y con esto de la crisis dicen que no van a pará hasta mandarno otra vé a la década de los cincuenta hemos pasado dando marchaatrá de ¡Felices Fiestas!, dicho sin acritú y pa er difrute lúdico y esparcimiento de la ciudadanía a la ¡Feliz Navidad! que es la del Papá Noel, Santa Claus,del Nescafé, del pavo americano, der pinito con bombillitas intermitentes der consumo y de los dos millones ciento una mil cabalgatas de los Reyes Magos de Andalucía. Por eso se ha creido Joseph Ratzinger (Benedictus PP. XVI) que llegaron a Belén desde el triángulo Cádiz, Sevilla, Huelva o sea lo que es y ha sido el mundo, según Fernando Villalón. Pues nada, el año que viene(D.m), por fuerza de las circunstancias, en el Altozano esperaremos alrededor de la candelá a los que vengan por el puente y le diremos ¡FELICES PASCUAS! que son las de los mantecado con almanaque, los pestiños y la torteras, el pollito tomatero, el Terry, el Machaco, el aní durce y la Cabargata de los Reyes de la capitá na má. Por los recortes se quitarán los semáforos y con ese dinero darán trabajo a guardias que dirigan la circulación y se les podrá llevar regalos y ponerlos a su alrededor para que no se muevan der sitio y se los lleven (los regalos). ¡Ah!, y un cartelón mu grande de esos de la publicidad que ponga lo mismo,¡FELICES PASCUAS!, totá como no habrá bombillitas LED.¡Que felicidad!. Faltan 380 días para la Nochegüena del 2013.

    ResponderEliminar
  6. Con las prisas del directo, en el comentario anterior, a la jota de "dirijan" le he puesto una barriguita cervecera y le he quitado la boina y ha quedado así: "dirigan", auténticamente feo y horrible pero ya no tiene arreglo. Y por lo de las campanadas, Ángel, no te preocupes si pa el año que viene no las da el reló cogemos un palo y una cacerola y las damos nos.(Latinajo clerical que me encanta).

    ResponderEliminar
  7. Qué sería este blog sin tus comentarios, Antonio... Cualquiera diría que eres un producto humano del corral de San Joaquín. Allí se repartía el ingenio, y bien servido estás de ese bien tan escaso. Para nosotros no hay más lema navideño que "Felices Pascuas". Si la crisis nos manda a los cincuenta al menos celebraremos estas fechas con su entrañable verdad en estado puro. Algo es algo.

    ResponderEliminar

*/