martes, 10 de mayo de 2011

TRAS LAS RAÍCES DE TRIANA: JACARANDAS


Muchas calles se llenan de color malva porque las jacarandas están florecidas, estos árboles procedentes de Brasil, Bolivia, Argentina y Paraguay, allí lo pronuncian jacarandá y es un término que en guaraní significa fragante, aunque no es por su aroma que llamen la atención, dejan caer sus hojas y frutos viejos, otoño del sur, para llenar las ramas de hermosas flores.


Los cinco pétalos están soldados y forman una corola tubular por la que asoma un largo pistilo pubescente y en la que pueden almacenar néctar para recompensar a los insectos polinizadores. Como éstos ya no se alimentan de polen no necesitan estas plantas fabricar una excesiva cantidad, por ello algunos estambres son estériles. Con esta estrategia se ahorra mucha energía pues es menos costoso fabricar un líquido azucarado, que unas estructuras formadas por millones de células vivas.

No es un color muy frecuente para la vida, el azulado de las flores de las jacarandas contrasta con los tonos lógicos de una calle, los grises metálicos de farolas y papeleras, los grises gastados de losas y asfalto se difuminan por unos días, el tiempo que estos árboles son los reyes del barrio.


Rafael Martín Holgado.

2 comentarios:

  1. ¿Azulado?
    Yo hubiera dicho que las jacarandas son de color malva o violeta.

    ResponderEliminar
  2. Rafael M.H.10/5/11 23:01

    No es fácil acertar con el color de las flores de las jacarandas por eso comienzo con muchas calles se llenan de color malva y termino con el azulado de las flores, me faltó nombrar el violeta.

    ResponderEliminar

*/