martes, 3 de mayo de 2011

LA POESÍA DE ANTONIO FERNÁNDEZ CACHERO


LA MUDÁ

A Emilio Jiménez Díaz


Noche en Triana
un pasocristo en silencio
imágenes ensabanadas
no hay música de viento.
Suena el llamador
botines y alpargatas
paso de mudá
racheo.
Sin lirios ni claveles
sin cera
sin incienso.
Sólo las mujeres de los costaleros por acompañamiento.
Es la mudá.
¿Sentirán los costaleros
la misma fe, el mismo ardor
cuando no hay nazarenos?
¿Les llegará la tristeza hasta el fondo de su alma
porque les falta la música
los murmullos y las palmas?
¿Les ganará la desgana cuando no oyen?
¡¡Filigrana!! ¡¡Padilla!!
¡¡A lucirnos que estamos en Sevilla!!
¡¡Padilla!! ¡¡Filigrana!!
¡¡A disfrutá que hemos llegado a Triana!!
Se lo pregunté a una novia
me dijo que la ilusión los embarga
por que empezó hace unos días
la nueva Semana Santa.
Me emociono y voy detrás acompañando la escena
surrealismo sin más de una noche trianera que me regala mi barrio
para que me sienta actor y espectador
de esta Divina Comedia.


Antonio Fernández Cachero
"Desde mi torre nazarena"

4 comentarios:

  1. Me parece que Antonio nos debe un libro de poemas...

    ResponderEliminar
  2. Rafael M.H.4/5/11 19:52

    En nuestra semanasanta la frontera entre actor y espectador muchas veces se difumina. Parece claro que nazarenos, costaleros y músicos son los actores principales, pero que papel juegan aquellos que echan pétalos por los balcones, los que casi a escondidas extienden el brazo para tocar el manto de una virgen, aquellas mujeres vestidas de mantilla o los sufridores de nuevos zapatos, los que se pavonean en los palcos de San Francisco, los que gritan y jalean tras los pasos, los chaquetas azules, los que se emocionan y lloran, los que se posan en la puerta de una iglesia junto a las litronas a esperar durante horas la llegada de la cofradía. Por cierto, hermoso y sugerente poema.

    ResponderEliminar
  3. A.Fernández de Cachero M.8/5/11 15:24

    Me basta, CLB, y me sobra con que te guste y lo veas bien que es un aprobado alto. Ängel se que el tópico que suena siempre es que el hombre tiene que tener al menos un hijo, sembrar un árbol y escribir un libro, bien, pues yo no voy a escribir nunca un libro por que es muy pesado y me canso, las dos otras cosas son mucho más rápidas y menos pesadas. Rafael M.H. todos somos actores en esta Divina Comedia que junto con la Navidad son las dos bellas historias jamás contadas, ni superadas. Incluso a los que dicen que no les gusta actúan. Lo que pasa es que entramos y salimos del escenario cuando nos toca. De todas las maneras ¡gracias! de verdad a los tres por haber perdido vuestro tiempo leyéndome.

    ResponderEliminar

*/