jueves, 17 de febrero de 2011

EL DEDO DE RODRIGO: TRIANA, BAR UNIVERSAL


Pues siguen recomendando que se visite Triana en las páginas turísticas oficiales. Por lo visto no sienten ninguna vergüenza en mostrar el desastre que ocasionó la misma oficialidad. Insisto en que hacer pasar el autobús de los visitantes por las dos Cavas es la más absoluta antipropaganda que se pueda hacer del barrio. Claro que habría que ver (mejor escuchar) qué le cuentan a los probos viajeros de la calle más flamenca y taurina, aspectos culturales de su fama y que esperan ver con sus propios ojos por algún lado. Si no fuera porque en mi Cava, la del solar del cuartel eternamente abandonado, resta un par de huellas de su identidad (entre ellas la tertulia de “El Ancla”), trataría de pasar por ella lo menos posible, tanta es la pena que me produce. Así que cuando veo al bus turístico surcando, moroso e inocente, por entre el desvarío de sus edificios y su tráfico dislocado, me pregunto quién es el sabio que señala estas rutas de la admiración. Con lo que encierra (bien encerrado) la calle desde la pobre estatua de Rodrigo de Triana al humilde memorial de Naranjito... Lástima de los que hayan venido con un folleto de Fitur en la mano.
         ¡Anda!, pues hemos visto a la delegada en una foto; aparecía dando cobertura (?), junto al director del distrito, al candidato oficial de su partido a la alcaldía en un breve paseo por la feliz peatonalidad de los veladores de San Jacinto. Se entrevistó el señor Espada con gente vinculada al deporte trianero -no se va a entrevistar con los de la cultura...-, y me gustaría saber si lo llevaron a las espléndidas instalaciones del Charco de la Pava donde los muchachos del Triana club de fútbol se desuellan vivo en cada caída, porque es que, claro, de los trece campos de césped artificial que se instalaron en barrios y barriadas sevillanas, cómo le va a tocar a Triana uno de ellos habiendo tantos núcleos modernos por donde mejor palpita el voto... No hay que preocuparse, Triana está acostumbrada a esperar, habrán dicho.
          Esta nueva Triana tiene, lo comprobamos cada fin de semana, un claro destino en lo universal turístico; es lo que han querido los que mandan. Del tradicional humo industrial nos han dejados, bien cuidado y extendido, el de las cocinas de los bares. He ahí el papel de Triana en el sonoro concierto turístico de la ciudad. Triana para tapear y viva la vida y la alegría del barrio más sandunguero y hospitalario. ¡Cómo se tapea en Triana...! ¡Qué maravilla! Pues ese es el producto que “exportamos”, de modo que es de idiotas gastarse un euro en atracciones culturales o artísticas a este lado del río. Que se quiere un cante; que obligen a un dependiente a cantar las tapas que lo vemos difícil, porque enseguida te señalan con la mirada donde está la lista. El tiempo de los Noli también pasó a la historia.
         Toda la gloria ganada con sangre, sudor e ingenio durante muchos siglos ha quedado reducida a los veladores de la “nueva” calle San Jacinto. Triana es un barra de bar universal al que La Anselma pone música rociera.

Ángel Vela Nieto

4 comentarios:

  1. Rafael M.H.18/2/11 12:49

    Magnífico artículo, Ángel. Qué bien has combinado el autobús turístico, con la situación cultural del barrio y la política para mostrarnos la nueva tapa que ya se sirve y que tristemente se nos atraganta a quienes vivimos por aquí.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, pues el apellido del aspirante socialista a la alcaldía no es el señor Espada, sino Espadas. Mejor para él porque lo que se le avecina es la feroz lucha por el sillón, y cuantas más "espadas", mejor.

    ResponderEliminar
  3. ¿Tú crees, Ángel, que se preocuparán de Triana después de la elecciones? Mientras leía tu excelente artículo, cerraba los ojos y me imaginaba a esos turistas por tu Cava. Y me preguntaba qué opinarían esas personas que vienen a visitar a un barrio tan nombrado universalmente lleno de fachadas horrendas y de solares insalubres.
    ¡Qué pena de nuestro barrio!

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que el viajecito en bus-turístico debe ser esperpéntico. ¿ Se verá diferente el "nuevo" Corral de La Encarnación, las numerosas tiendas cerradas que hay cercanas (Artesanía la Cava por ejemplo)? ¿La heroicidad del peatón al transitar desde el Bar Pulido a Muebles Peralta debido a los andamios desde hace una eternidad ?
    ¿ Y a lo que los conductores ya denominan "el embudo",la intersección de San Jacinto con Pagés del Corro.
    Me ha encantado el artículo.
    Una barra de bar universal al que la Anselma pone música rociera.
    Para mear y no echar gota.

    ResponderEliminar

*/