jueves, 11 de noviembre de 2010

HISTORIA DE UNA PEATONALIZACIÓN Y OTROS FLECOS: MIS CONCLUSIONES



Hemos querido traer a nuestro blog toda la documentación aportada por Ángel Bautista Guerrero para que todos los trianeros sepan, de principio a fin, desde aquella manifestación del 19 de octubre de 2009, las artimañas de las que se vale nuestro ayuntamiento ante el Defensor del Pueblo Andaluz para intentar demostrar que lleva razón en un tema sangrante como ha sido la total estrangulación de Triana.
Hasta ocho meses después del escrito enviado a don José Chamizo por el representante de la Asociación Centro Comercial Castilla, José González Muñoz, no ha contestado la responsable del Servicio de Proyectos y Obras, Reyes González de Castro, con un descargo repetitivo, falto de sentido común y -pecado vienal- de las más elementales reglas gramaticales.

Uno no sabe si reírse o echarse a llorar. Yo creo que la peatonalización "a las bravas" que se ha realizado es para que duerma mejor y con menos "saturación acústica" el señor Monteseirín, que vive en ese tramo de calle y que, por supuesto, no tiene problemas de aparcamiento. Bromas aparte, cuando se nos dice textualmente en el recurso que "los tiempos de travesía se hacían largos debido a la proliferación de la segunda fila y al no respeto de las zonas de carga y descarga", me gustaría preguntar: ¿No es este un problema que debería solucionar el ayuntamiento con la debida vigilancia?

Al final, cuando nos hablan del punto 1, nos echan la culpa de que no hemos protestado porque hemos estado viendo las obras y ha propiciado los "beneficios" que dicha peatonalización podría traer a la zona. ¿Estaban estos señores el 19 de octubre de 2009 en la calle San Jacinto? ¿Por qué se cerró la tenencia de alcaldía, aunque se hacían fotografías a los manifestantes desde la azotea de la misma? ¿Por qué no dio la cara el señor Alberto Moriñas, representante del barrio?

Y tienen la cara dura de decirnos que no se han eliminado plazas de aparcamientos, que es más: se han aumentado. ¿Están ciegos estos señores? ¿Nos quejamos por quejarnos? ¿Dónde los aparcamientos alternativos aunque sean de pago? ¿Cómo se puede llegar al de la plaza de abastos si no es rodeando todo el barrio?

Pusieron un microbús para mitigar todas estas vueltas innecesarias. ¿No es verdad que hubo que eliminarlo a los pocos días porque no tenía rentabilidad alguna? Nos dicen que no ha empeorado la calidad de vida de Pureza y Troya. ¿Por qué no se muda el alcalde a una vivienda de estas dos calles?

Y por último nos señalan que el plan de tráfico a seis meses de su implantación ha conseguido los objetivos marcados. Eso sí es verdad: han conseguido tener en contra a toda Triana; han logrado que se tache al alcalde del peor que ha pisado el ayuntamiento de esta ciudad; han convertido lo que ellos llaman con énfasis "la ciudad de las personas" en un arrabal cercado y acorralado, cuando es precisamente la libertad el mayor orgullo, desde siglo, de los habitantes de este viejo arrabal; han hecho de San Jacinto una mala sucursal de Ikea; han pisoteado la tradición ceramista con unos bancos de "cuartos de baño" que "admirarán" los turistas; han colocado unas farolas que, si acaso, sólo pegan en el paseo marítimo de Isla Cristina...

Todavía me pregunto cómo es que esta gente está gobernándonos, administrándonos, mientras se carcajean de todos nosotros. Y, mientras, esa plataforma edilicia llamada "Triana en Positivo", sin abrir la boca para que no les quiten la mamela. Para rematar la "belleza" de la nueva San Jacinto sólo nos haría falta en sus "rinconcitos" libres unas estatuillas del escultor "oficialista" de Triana. ¡Calle completita!

Aunque para poco nos ha servido a los trianeros la lucha por este barrio al que amamos desde la nacencia y desde la religión que nos imprimieron nuestros abuelos y padres, no podemos tirar la toalla. Al menos, aquel 19 de octubre del pasado año, dimos la cara y no nos escondíamos de nadie, aunque un pajarito me dijo que se agotó la celulosa en la antigua Casa de los Mensaque.



Emilio Jiménez Díaz

7 comentarios:

  1. Los sufridos trianeros de la "Triana en negativo" estamos ya algo cansados de pregonar en este desierto en el que se ha convertido la oficialidad municipal; lo malo es que, parece ser, algunos de los profesionales de las delegaciones se han contagiado en el estilo, en la suprema razón de la fuerza. Nadie tiene razones, sólo ellos que para eso mandan y cobran por hacerlo y han de hacerse notar. Y vaya formas...

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes que yo lo he llamado siempre un nuevo "Frente de Juventudes". Paco Robles, nuestro común amigo, lo llama el "Régimen". Estamos bastante peor que con Franco -¡quién lo iba a decir!- pero sin él.
    Esa es la esperanza que nos han traído estos nuevos vividores. Antes vivían cuatro ministros y cuatro gobernadores provinciales. Bien sabes, como yo, cuántos y cuántos chupan hoy de la teta de una vaca que ya está extenuada. Fui de los que creí de verdad en la reforma socialista, y hoy, viendo el panorama, soy de los primeros en decir a viva voz: -¿Hasta cuándo van a durar estos nuevos dictadores?
    No recuerdo ahora quién de vosotros dijo en estas páginas, o en las mías, que a la izquierda nuca se la he dejado gobernar. Eso es mentira. ¿Para qué sirven, entonces, las urnas? ¿Para qué un gobierno legitimado por el pueblo?
    Nada, nada, Ángel. Quien se sube en un Audi de alta gama con chófer, jamás quiere apearse, aunque tenga que matar a su padre.
    Creía también en la Justicia, esa mujer representada con la balanza del fiel y los ojos tapados. ¿Cómo es que están en la cárcel cuatro desgraciados porreros y no aquellos que se sabe hacen piruetas con las cuentas públicas de los ayuntamientos y del propio Estado?
    A mí me cuesta muchas veces hasta creer en Dios, con lo creyente que yo soy.

    ResponderEliminar
  3. Pues era yo el que un día te comenté eso sobre la izquierda. No recuerdo en qué contexto, pero es seguro de que no me refería a los señores que hoy se llaman socialistas y obreros, porque es más que evidente que lo que entendemos por izquierda en política nada tiene que ver con ellos. Han gobernado a su gusto, lo que no han dejado ni dejan hacer a otros de sincera ideología socialista en distintos puntos del globo terráqueo, especialmente en América Latina. No dan "buenos ejemplos" para los grandes poderes del mundo y además hay que seguir explotando sus riquezas, como es "tradición".
    En fín, que comprendo tu indignación; andamos todos un poco hartos, lo malo es lo que hemos repetido: el panorama... Pero habrá que tener esperanza en el que se produzca el milagro y podamos descansar de tanta queja.

    ResponderEliminar
  4. Rafael M.H.12/11/10 9:37

    Pienso que no debemos comparar tan a la ligera el mandato de Monteseirín, elegido en democracia, con el mandato de Franco porque alguna gente podría pensar que la solución a todos los problemas está en la llegada de un tío con dos cojones al poder. En los años 70 un grupo de mujeres y algunos hombres se manifestaron espontáneamente en Carmona porque llevaban varios días sin agua. Una persona murió con una bala disparada al aire que terminó en su cabeza. Qué no se nos olvide nunca lo que es una dictadura.
    Tengo poca fe en el sistema democrático actual, pero todavía no hemos inventado nada mejor, lo único que puedo hacer es no votar a Monteseirín.

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo con Rafael M.H. En la democracia que afortunadamente tenemos cada cuatro años se puede votar. Yo creo que lo que falta es educación, mucha educación, formación, mucha formación, que es lo que proporciona espíritu crítico, independencia y, por lo tanto, opciones para decidir en libertad. Ese es nuestro gran reto: conseguir una población más ilustrada que la que tenemos. Porque, en democracia, un hombre vale un voto.

    ResponderEliminar
  6. Angel Bautista13/11/10 8:46

    Más bien,nos quieren gobernar con la máxima que nos trajo la ilustración en el siglo XIX.Del pueblo,para el pueblo pero sin el pueblo.
    La explicación de Fran Fernandez,(delegado de movilidad) cuando nos reunimos con el,fue que la peatonalización se llevaría a cabo porque ellos sabían que era lo mejor para nosotros.De nada sirvieron dos manifestaciones(recordar que fueron dos)ni 8000 firmas.La voluntad del pueblo no fue tenida en cuenta,y esa es la esencia de la democracia

    ResponderEliminar
  7. Rafael M.H.14/11/10 10:01

    Totalmente de acuerdo contigo, los políticos ya no te hablan de ideas, han pasado de ser personas con ganas de mejorar la ciudad a entendidos técnicos, cuya razón el pueblo no puede discutir porque no entiende de medio ambiente, de circulación ni del moderno urbanismo. No nos ofrecen la peatonalización como una opción más, sino como la única solución técnica posible. Esto es mentira. Particularmente no me parece mal la idea de peatonalizar San Jacinto, sin embargo ante las dos manifestaciones y las ocho mil firmas recogidas, como bien dices, Ángel, la voluntad del pueblo no fue tenida en cuenta. Pero cerquita nuestra, nunca quince kilómetros de agua separaron tanto, estamos escuchando estos días lo que pasa en una dictadura.

    ResponderEliminar

*/