sábado, 27 de noviembre de 2010

ASTURIAS SONÓ A TRIANA



El pasado jueves, en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo, tuvo lugar, dentro del las Jornadas de Piano, organizadas por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento, la actuación de dos grandes artistas trianeros: Pedro Ricardo Miño y su padre, Ricardo Miño. Acompañados por la Oviedo Filarmonía, dirigida por el florentino Marzio Conti, interpretaron la Suite Flamenca de Arturo Pavón.
En el primer movimiento de la Suite, “Noche en Triana”, quedó claro  que disfrutaríamos con el compás trianero de padre e hijo; la guitarra de Ricardo sonó majestuosa por soleá.  El último movimiento, “Jara y Tomillo” nos dejó un bonito dialogo entre el piano y la guitarra.
Al término de la Suite se produjo el momento mágico de la noche cuando, a compás de jaleos y ya a solas el piano y la guitarra, terminaron interpretando “Asturias, Patria Querida”. El público, que llenaba el auditorio, termino rindiéndose ante el arte de nuestros queridos paisanos tributándole una alargada y sonora ovación.


 
En el camerino hubo un interesante encuentro entre “Guti el Gaitero”, director de la Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo, y nuestros artistas, momento que aprovecharon para compartir nuevos proyectos musicales. 
La noche continuó en el típico restaurante de Oviedo Casa Arturo donde el cocinero nos deleitó con unas magníficas costillitas de cordero y un chuletón de buey, todo ello regado por buenos caldos. Fueron varias horas de tertulia flamenca donde sin lugar a dudas, Asturias sonó a Triana.

José Luis Jiménez Buzón

5 comentarios:

  1. Y, a todo esto ¿José Luis va de road-manager???

    ResponderEliminar
  2. Es una suerte que en esta ocasión, y gracias a José Luis, que se ha convertido en un hombre "milagro", se pueda divulgar un triunfo de artistas trianeros lejos del Altozano. Todos estos actos, a mayor gloria de nuestro barrio, suelen pasar desapercibidos. Y es hora de proclamar que Triana no es pasado, que cuenta con figuras en todas las ramas del Arte, y la familia Miño es una hermosa muestra de ello. Triana no sólo es universal, también es inmortal.

    ResponderEliminar
  3. Rafael M.H.27/11/10 12:45

    Acertado comentario, Ángel. A mí me ha dejado con los oídos ansiosos, envidiosos y las tripas rebosando de jugos gástricos. Me alegro mucho de este éxito de la familia Miño, ojalá la próxima vez sea un poco más cerca, confieso que nunca los he visto en directo.

    ResponderEliminar
  4. Tendrás muchas ocasiones de disfrutar del arte de Pepa, Ricardo y Pedro Ricardo. Hay Miños pa rato, gracias a Dios.

    ResponderEliminar
  5. A veces, por la cercanía que tenemos de un artista, no sabemos valorar eficazmente su arte. Ya me gustaría ser "road-manager" y poder asistir todos los días a espectáculos como el que nos ofrecieron los Miños. Y, sin lugar a dudas, en lo del Arte, los límites de Triana no tienen parangón; por mucho que se empeñen algunos.

    ResponderEliminar

*/