miércoles, 15 de mayo de 2013

VEO VEO: FIN DE CURSO EN EL DISTRITO




 Han llegado las primeras calores, calores locas, como siempre, que te cogen desprevenidos, con el botijo sin preparar y el cuerpo sin hacer, hasta tal punto que no más de treinta y pocos grados son capaces de aplomarte toda la tarde o de hacerte dar más vueltas de las necesarias para dormir. Y acompañando a estas calores han venido las vacaciones para los talleres que organiza cada curso el distrito, este año antes de tiempo, cuestión de recortes. Desconozco el gasto que le supone organizar los talleres al distrito, pero estoy seguro que hay bastantes más actividades, comidas de trabajo, gastos de representación y otros similares, de donde sacar un puñaíto de euros. 
 

El pasado viernes 3 de mayo se celebró la gala fin de curso en el Paseo de la O, en la que los alumnos demostraron sus aprendizajes en bailes latinos, yoga, flamenco, aerobic y otras muchas actividades. ABC digital titula su crónica como “Una gala llena de ritmo y de música” y nos cuenta que “la empresa Arte Aula es la organizadora de este evento”, donde “unos 200 alumnos han mostrado ante familiares y amigos todo lo aprendido durante el curso”, por supuesto no deja de citar a “Un público que se deshacía en aplausos en cada actuación”, para terminar recordando que “al acto también ha asistido el delegado del distrito Triana, Curro Pérez, y representantes de asociaciones y entidades del barrio”.
 

Pero el fin de curso no terminó con esta gala, ya que la semana pasada se expusieron en la casa de las Columnas los trabajos realizados en los talleres de manualidades, fotografía, pintura, cerámica, costura y patchwork. Allí te muestran llenos de orgullo el trabajo realizado por ellos mismos o por sus compañeros, sin embargo nadie del distrito aparece cuando estaba previsto un sencillo acto de inauguración, tres renglones en el ABC digital son suficientes para cubrir esta noticia y los propios alumnos son los encargados de preparar la exposición, e incluso de pagar algunos enganches necesarios para mostrar algunos trabajos, eso sí contando con la desinteresada ayuda de los monitores, digo desinteresada porque la empresa Arte Aula no considera este tiempo como horas de trabajo y no les paga.
 

De cualquier forma, lo más importante es que casi todos los alumnos quedan encantados con el curso que han hecho, al final se les hace corto, muy corto y les gustaría continuar algunas semanas más disfrutando con el aprendizaje, de mano de unos monitores mal pagados que son capaces de llevar todos juntos hacia adelante a personas muy heterogéneas en edad, carácter y conocimientos, monitores que te enseñan y te hacen formar parte de un grupo humano que va creciendo con cada sesión, porque los compañeros acuden para pasarlo bien, como buenos vecinos se respetan y conviven, y si hace falta se reúnen fuera de clase, como si el espíritu de los viejos corrales flotara aún por TRiana y nos hiciera a todos mejores personas.
   
Rafael Martín Holgado.

1 comentario:

  1. jimenezjb15/5/13 14:53

    Los talleres suponen casi la mitad del presupuesto que gestiona el Distrito; o sea deben estar sobre 300.000 euros, más los gastos indirectos que suponen los despachos de los coordinadores, las aulas, etc. Ya lo hemos comentado en este blog que lo de los talleres es un camelo más de los políticos y del delegado qué decir, ya nos ha demostrado su interés por Triana. Y claro que lo mejor de los talleres es la profesionalidad de los monitores y el buen ambiente que crean los alumnos.
    De la empresa que los gestiona de nombre Arte Aula, pocos datos tenemos.

    ResponderEliminar

*/