sábado, 20 de octubre de 2012

VEO VEO: UN ESLOGAN PARA TRIANA



Cuando Magallanes y Elcano salieron de TRiana un agosto de 1519, nuestro planeta comenzó a menguar tímidamente, mucho más recientemente los aviones e internet han conseguido hacer verdad eso de que el mundo es un pañuelo, un trocito de tela de fino encaje que no paramos de ensuciar con mocos contaminantes, una frágil piel que vamos deshilachando sin tener mucha conciencia del daño que le hacemos. Y sobre esta Tierra nos han colocado el fantasma de la globalización, no ya como un hecho favorable en todos los sentidos, principalmente el económico, sino que nos lo han vendido como algo inevitable, una corriente arrolladora ante la que no podemos más que dejarnos arrastrar.

Pero mira por donde, que esos magos de la política internacional, esos gestores de lo macro, no se esperaban el resurgimiento de los nacionalismos, quizás en parte, como la única búsqueda de una identidad propia en un mundo globalizado. Así, en vez de aumentarse la hibridación cultural, de llegar a una sociedad global, desde hace unos años estamos viendo en Europa el triunfo de movimientos nacionalistas, al tiempo que se recuperan lenguas y tradiciones. Como defiende el antropólogo Isidoro Moreno, junto al fenómeno de la globalización, también tenemos que tener en cuenta la importancia que está tomando lo local.

De la antigua Yugoslavia se formaron tras mucho dolor varias naciones, más tarde Chequia y Eslovaquia decidieron separarse, en Bélgica han triunfado en las últimas elecciones los independentistas, en Escocia se hará un referéndum, que también puede dar lugar a una nueva nación y, más cerca nuestra, los movimientos nacionalistas vascos y catalanes han decidido reivindicar más que nunca sus aspiraciones separatistas.


Por aquí, por las calles de nuestro barrio, me choco de vez en cuando con las camisetas de Triana República Independiente, y no sé, pueden hacer hasta gracia, pero hay algo detrás de ese eslogan que me molesta, como aquél otro de Triana Puente y Aparte.

Muchos movimientos nacionalistas se basan en la negación del otro, del vecino y el ser catalán, por ejemplo, se convierte en un triste no ser español, para ser de TRiana y sentir al barrio no es necesario dejar de pertenecer a Sevilla, ni suficiente con sólo sentirse orgulloso del espacio que uno ocupa, que ese soydetriana con que tanto se nos llena la boca se convierta realmente en un arco de los que sostenían de verdad el puente.

Rafael Martín Holgado.

9 comentarios:

  1. Los magos esos que mencionas con tu airosa literatura, los de la política global, no son magos sino ogros que, llamémonos como nos queramos llamar, pequeños o más grandes, juntos o separados, nos tienen bien apretados entre sus garras y no nos van a soltar por mucho que se presuma de identidad.
    Hemos hablado, cuando han surgido ocasiones como esta, de la tontería -porque no es otra cosa- de la frase de marras que un comerciante inventó para conseguir beneficios. Y lo más curioso es que tal "inventor", por las noticias que tengo, no tiene nada que ver con este costado de Sevilla, pero ahí ha quedado haciendo "gracia" y daño, mucho daño, aunque parezca exagerado. Porque estas cosas no crean más que antipatías entre los que están predispuestos a sentirlas, que también los hay.
    Y no digamos nada de otra frasesita comercial que, en inglés copión y zafio, proclamaba que Triana no era Sevilla. Habrá estupidez más grande... Por lo mismo, como apareció desapareció, y menos mal, porque todavía hay quien es capaz de ponerse camisetas de esas.

    ResponderEliminar
  2. ¿No sé por qué ha salido "a"...?

    ResponderEliminar
  3. Los eslóganes son necesarios para las campañas publicitarias. Particularmente me quedo con el eslogan más simple: TRIANA, aunque recuerdo un azulejo con un bonito texto que podría usarse de eslogan:

    "EN TRIANA SOLEDAD SÓLO ES NOMBRE DE MUJER".

    ResponderEliminar
  4. Rafael M.H.20/10/12 23:59

    Se me olvidó ese eslogan, Ángel, el más directo, pero, claro, en inglés para no molestar a los oídos sensibles, cómo bien dices, son más comerciales que otra cosa, y dañinos como una arriá. Ojalá se cimpliera siempre ese eslogan José Luis.

    ResponderEliminar
  5. ............QUE DATE CON DIOS MADRID
    CON TU ORO Y TU CORONA
    QUE YO ME VOY PA TRIANA
    AUNQUE MAÑANA NO COMA.
    ESTO LO CANTAVA PEPE EL DE LA MATRONA AYA POR LOS AÑOS 30

    ResponderEliminar
  6. Para república independiente... mi casa...mi casa...mi casa...que está amueblada hasta el felpudo de la entrada en Ikea.

    ResponderEliminar
  7. El Callao de TRiana23/10/12 15:09

    Me dices que tire por una calle pa que vea otra que está antes. ¡como eres! Hacía tiempo que no tiraba por aqui porque me aburrían los mismos transeuntes, las mismas discusiones todos los días, los mismos atascos, pero mira por donde, al ir andando despacito, veo tu zaguán, que hacía tiempo que no visitaba, porque estaba el tiempo nublado, llovía y no me apetecía andar. Y hoy en tu zaguán no veo tus flores, ni tus fotos "de arte", sino las cotidianas, las del día a día que te gustan, como la de la furgoneta. Por cierto, sigo sin tenerlo claro, ¿ es de restauración, de comer o de obras ? Porque también me puede gustar TRiana (así calladamente) por como quedan sus arreglos de casas y fachadas. Con lo de la camiseta, el otro día la vi en el mercado con los tres colores de la "banderita". No se, me parece que "se lleva" "que es muy moderno" eso de decir hoy en día "soy republicano". El del slogan de la camiseta adivinó hace 30 años el futuro, aunque no sabía entonces quién era Urdangarin.

    ResponderEliminar
  8. Rafael M.H.24/10/12 23:24

    Esta vez Callao, no coincidimos del todo porque, independientemente del consorte de la infanta menor, prefiero la república a la monarquía, aunque sólo sea porque históricamente es más moderna. Ya comprobaremos en uno de nuestros paseos si nos gustan las mismas cosas de TRiana, o no.

    ResponderEliminar
  9. Alquien recuerda un movimiento que hubo hace algunos años,en el que se hicieron pegatinas incluso banderas de un tono celeste con la leyenda "mi ciudad,triana".
    No he conseguido seguir la pista de esta iniciativa,que cuanto menos,era bonita.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

*/