sábado, 28 de enero de 2012

VEO VEO: TOOOOOOS POIGUA, AL CIELO CON ELLA


La controvertida Torre Pelli, como si de una película de suspense se tratara, sigue creciendo, pero rodeada de excesiva incertidumbre, no cabe duda que se trata de una levantá a pulso, a pesar de que el ritmo de subida es de una planta cada siete u ocho días. Como casi siempre dos posturas claramente contrarias, dos plataformas ciudadanas enfrentadas al más puro estilo de un betis-sevilla y, para colmo en un corto fin de semana el alcalde le ha dado la vuelta a la tortilla de una manera increíble. Si en la portada del ABC del viernes se podía leer: “Paralizada la Torre Pelli, Zoido suspende hoy la licencia de la torre de Cajasol tras el varapalo de la UNESCO”, al lunes siguiente, tras reunirse nuestro alcalde con Antonio Pulido, presidente de la entidad financiera, acuerdan la continuación de las obras sin que se rebaje ni un centímetro la altura prevista. Imagino que habrán negociado, pero en las declaraciones del alcalde no aparecen explicaciones sobre el cambio de actitud que ha tenido. Igual piensa que como se trata de una decisión técnica, para que perder el tiempo si el pueblo llano no entiende esas cosas. Aquí huele a manteca colorá, tela, lo que ignoro es quien sale untado. La plataforma ciudadana Tumbalá, que contaba con las promesas de Zoido para que la Sevilla auténtica no se viera infectada por ese macroorganismo patógeno está que trina, Fernández Salinas, secretario de Icomos España, quien alertó a la UNESCO de la burrada que se pretendía construir en Sevilla califica la actitud del alcalde de “soberbia, autista y rebelde”. Realmente, sin los informes de esta institución probablemente la UNESCO jamás se hubiera preocupado por la construcción del gigante. Porque cuando paseas por el maravilloso entorno de la Giralda y la Catedral, la famosa torre no aparece ni por asomo, lo único que puede herir la sensibilidad de quienes por allí disfrutan de tan agradable espacio, son los penetrantes aromas de orines y mojones caballares. Que digo yo que puestos a quejarnos, hago una invitación para todo aquel que quiera pasearse por Castilla o por Pages del Corro, a ver que le parecen tantos solares vacíos después de un montón de años o los nuevos pisos que se están construyendo, que no solo siendo alto se molesta, ¿hay alguien que se entusiasme con la Ronda de Triana o con cualquiera de las barridas construidas a partir de los horteras años setenta? Suerte que uno miro con cariño la calle por donde vive, que si nos fijáramos de verdad... Y que Dios bendiga cada rincón de este barrio nuestro.    

Rafael Martín Holgado.

3 comentarios:

  1. En "Triana crónica" hay un estupendo comentario de una gran trianera, Dolores Albenca Paredes, sobre la torrecita de marras. Me parece la obra realmente increíble por todo la que la rodea y que tanto se ha comentado.
    Efectivamente, todo (o casi) lo que se ha construido en Triana en las últimas décadas no ha hecho más que degradarla con el beneplácito de los que se supone han de velar por ella. Cada vez que paso por mi calle Pagés del Corro (Cava de los civiles) lo hago procurando tener a la vista el edificio de las monjas, uno de los pocos que restan. Al de enfrente ya lo hemos "retratado" aquí... también a los solares. eternos.

    ResponderEliminar
  2. Rafael M.H.29/1/12 11:12

    No he leído ese comentario, me fijaré cuando caigo en mis manos el periódico. Reconozco que cuando me ponen por delante algo realmente nuevo, da igual que sea comida, una novela o un edificio, de entrada, me alegra, me divierte y, antes o después me acaba gustando. Por eso me parece una buena idea la construcción de tan alta torre, pero soy consciente que a la mayoría de la gente no les gusta nada. Pero muchas veces es cuestión de acostumbrarse, como está pasando con las setas de la Encarnación. Otro tema es el de bloques bodrios y solares, y otro el del cambio de postura de nuestro alcalde. En el primero sí que los políticos podrían hacer algo más por cuidar el casco antiguo de Triana, y para el segundo sí que necesito una buena explicación para dejar de pensar mal.

    ResponderEliminar
  3. jimenezjb29/1/12 23:01

    Lo que parece claro es que con dinero público no se deben realizar estos proyectos. Con ese dinero se podrían realizar muchísimos proyectos de mayor interés para la ciudad.

    ResponderEliminar

*/