lunes, 7 de noviembre de 2011

EL DEDO DE RODRIGO: AL SEÑOR ZOIDO


¿Será este Ayuntamiento? Con el anterior del Pepé no fue posible, el de la señora Soledad Becerril, la primera alcaldesa (ni por sensibilidad femenina), y tampoco fueron realidades durante el mandato de los socialistas Del Valle y Monteseirín (ocho añitos cada uno en el sillón de la Casa Grande); ni fue capaz el sultán Rojas Marcos, segundo andalucista tras Luis Uruñuela; pues tampoco la idea de patria regional nos sirvió acá del puente... Y es que los alcaldes de Sevilla, sean del partido que sean, pasan poco a la otra orilla de su ciudad; lo hacen, para que no los olvidemos, el día grande de la Velá pero luego si te vi no me acuerdo.
         Así que ¿será este Ayuntamiento el que se tome en serio, sin rodeos ni falsas promesas con fotos en la prensa, los grandes problemas del barrio? Estamos hablando de Triana con lo que ha aportado y aporta a Sevilla y que es todo un símbolo fuera de nuestras fronteras... A tal grado de incredulidad nos han situado que de tres graves cuestiones que citaré me conformo con que, al menos una, se solucione en estos cuatro años que tenemos por delante. Pero, claro, si no se hizo nada cuando había dinero mal lo tenemos con la excusa de las telarañas en las arcas municipales. Aún así, hombre, por lo menos que se recuerde al señor Zoido como el alcalde que saldó una, ¡sólo una!, de las varias y muy serias cuentas pendientes con Triana.
         ¿Y cuáles son esas tres cuestiones graves que afectan malamente a la fama, la faz y el futuro de lugar tan pregonado? Pues, existiendo algunas más, las vamos a concretar en interrogaciones directas a la atención del edil principal:
         Una: ¿Hasta cuando va a permanecer en el mismo corazón del barrio la herida sangrante del solar del cuartel de los civiles con lo que se podría hacer ahí?
         Otra: ¿Por qué el mejor edificio por calidad y situación, me refiero al de la antigua Casa de Socorro, no sirve a las necesidades del lugar donde se ubica? Un museo taurino-flamenco sería un hito en esa Triana -destino turístico- que nunca se toma verdaderamente en serio.
         Y Otra: ¿Hasta cuándo hemos de esperar para disfrutar, como tantos barrios de la ciudad sin apenas historia, de un lugar donde se pueda manifestar la cultura y el arte que hizo a este lugar universal?
         He ahí el dilema; tres dilemas, tres, que esperan con más paciencia que todos los Jobs del mundo unidos y que tienen una clara explicación: el desinterés de los que han mandado en treinta años de urnas unido a la desidia, el  mirar para otro lado, de la mayoría de los trianeros de raíz que aún quedan, y -además- el “a mi qué...” de también la inmensa mayoría de los que, pudiendo comprar un piso en Triana, llegaron de lugares lejanos; esos a los que les molestan las campanas de nuestra Real Iglesia y las del reloj del Altozano; a los que les fastidia su santo descanso la fiesta que se organiza en la calle Pureza tras la recogida de la comitiva del Corpus y los ruídos de la centenaria Velá de Santa Ana. Es lo que hicieron con Triana cuando el derribo de los corrales y la expulsión de sus vecinos. Qué mala suerte hemos tenido con los mandantes. Qué lejos de ellos hemos estado siempre.
         Nada, señor Zoido, que esperamos de usted que rompa esta desastrosa tendencia y sea capaz, cuando venga a vernos, de mirar más allá de las fachadas y los rostros de la gente y ver el fondo de los graves y sempiternos problemas, vitales como ha podido ver, y que su delegado, del que ya no esperamos sea aquel que soñábamos capaz de pelearse con usted por los intereses del barrio, le dé la importancia que tiene el ser responsable de lo bueno y lo malo que aquí ocurra. Pero, claro, el hecho de su nombramiento de portavoz de usted y los suyos nos lo ha frustrado como el paladín que necesitamos y que tanto echamos de menos desde hace veinte años. Usted dirá que el director y el subdirector del distrito están para algo. Pues sí, pero no creemos que estén para hacer el trabajo del delegado, si fuera así sobra el cargo. ¿O no?
         Sólo de usted dependen cuestiones tan importantes, y a usted confiamos la solución de uno sólo de los asuntos planteados. Con eso nos conformamos, ya ve lo escaso que andamos de esperanzas...



Ángel Vela Nieto      

3 comentarios:

  1. jimenezjb7/11/11 14:48

    Lo de siempre, Ángel. Los políticos sólo vienen a buscar los votos para marcharse cuanto antes. El tal Curro Pérez, flamante delegado, anda perdido. La última noticia que tenemos del delegado de Triana ha sido dando el anuncio de convertir el antiguo Mercado del Barranco en un mercado para gourmets. Estos tíos son unos genios. En plena crisis anuncian la construcción de un mercado de productos caros, y junto al mercado de Triana para hacerle la competencia. De este asunto tendremos que hablar porque mientras que los comerciantes de Triana andan recogiendo firmas para mejorar el transporte urbano y el asunto de la falta de aparcamientos, nuestro delegado quiere montar un nuevo mercado, de alto standing, en la otra orilla del río.
    Los distritos,a los que tanta importancia les está dando el Alcalde, andan gobernados por no se sabe quien ¿Son necesarios un delegado, un director, un subdirector y una legión de funcionarios? Tampoco sabemos muy bien los méritos de esos directores para gobernar los distritos ¿Cómo y quiénes han decidido nombrarlos?
    Han pasado 6 meses y, de momento, el problema de Zoido, Curro Pérez y resto de políticos es ganar las elecciones generales. Después trabajarán para ganar las elecciones autonómicas y mientras tanto Triana sólo es interesante por su número de votos.
    Nos siguen engañando; tanto el PP como el PSOE.

    ResponderEliminar
  2. Juan Luis Franco7/11/11 19:18

    Lamentable, verdaderamente lamentable, el trato dispensado por los Alcaldes "democráticos" a Triana, ¡con que lo que ha representado Triana para el Arte y el más noble Costumbrismo! El señor Zoido anda ahora atareada intentando aupar a la Presidencia de la Junta al señor Arenas, que por si solo no le gana ni a mi Betis.Curro andará por el Caribe y Triana, una vez más, esperando que alguien aparte de decirle ¡Guapa! le traiga un ramo de flores y betún para sus gastados zapatos de hermosa bailaora. Animo y no desfallezcas que los pusilánimes son los primeros que La Historia olvida. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No saben que hacer con la Nave del Barranco; lo que cuentas como próximo destino, José Luis, tiene poco sentido; por eso aplaudimos tanto cuando se hace realidad una buena idea de cualquier político. Sí, está más que demostrado que lo verdaderamente importante para ellos son su partido y su posición dentro de él. Es una pena porque, si no media milagro, no viviremos para llegar a estar orgullosos de todos nuestros representantes democráticos.
    Del distrito sólo te puedo decir que tengo noticias del director ahora empeñado en solventar los problemas del Altozano y en un programa cultural-musical navideño. Es todo.
    Y amigo Juan Luis: Aquí tratamos de hacer como tú, en tus "Toma de horas", defender lo que más nos duele. Pero es verdad: esto ya chorrea sangre; aquí cada cual se ha empeñado en procurar sanar lo suyo, su espacio, y pocos en los intereses generales, y de todo ello se aprovechan los políticos de turno que se libran de batallar por cuestiones de peso, y así pasan los cuatro años, y otros y otros...
    Gracias por tu sevillanía.

    ResponderEliminar

*/