lunes, 10 de octubre de 2011

DOCE CAMPANADAS: ¿PROHIBIDO?


De sopetón, tan cerca, un rojo que se nos clava, como a casi todos los mamíferos y aves, el color que mejor apreciamos, más vivo aún en la noche, escudo metálico que nos grita: ¡PROHIBIDO!, sin palabras, con un recuadro en blanco, pero aquí está deformado, descentrado, tan cerca, que lo mejor es desviarse para no chocar con él.

Fotografía: David M. Nicaise.
Texto: Rafael Martín Holgado

1 comentario:

  1. En la puerta de la "Casa de los Mensaque" tendríamos que poner uno como este con un claro significado: PROHIBIR LA ENTRADA
    A todo aquel que no quiera a Triana.
    A los políticos que utilizan el Distrito como trampolín de sus aspiraciones.
    A los que únicamente tienen un interés partidista.

    ResponderEliminar

*/