miércoles, 28 de septiembre de 2011

LA ALTA JOVEN DE OJOS NEGROS

En los tiempos del hambre la niñez apenas duraba seis o siete años, entonces había que hacer cualquier cosa para llevarse algo a la boca, repartir flores con una bicicleta a la espera de alguna propinilla, trabajar en un taller de costura por un bocadillo… Pero muchos jóvenes también se acercaban a la academia de Eloisa Albéniz en la Plaza de la Mata con el sueño de llegar a ser famosos, la mayoría realizaban un duro y costoso sacrificio, que pocas veces terminaba con el premio del éxito y el reconocimiento. Allí se formó una joven trianera, Micaela Rodríguez Cuesta, que muy pronto se trasladaría a Madrid para triunfar en el famoso programa de radio de Bobby Deglané, Cabalgata Fin de Semana, para más tarde llegar a grabar varios discos y actuar en algunas películas.


En muchas páginas de la red hablan de Mikaela, a la que definen como misteriosa, sensual, de grandes y profundos ojos negros, llena de valor y coraje…, en esta foto queda todo dicho.

Entre sus diferentes discos resulta sorprendente encontrar uno en el que, aún en los tiempos de la dictadura franquista, puso música a distintos versos de Rafael Alberti. Anteriormente había interpretado esta Nana de Sevilla.

video


Este galapaguito
no tiene mare
lo parió una gitana
le echó a la calle

Este niño chiquito
no tiene cuna
su padre es carpintero
y le hará una.

En mi cabeza rondan aún estos versos que con tanto cariño cantaba mi abuela para dormir a mis hermanos.
Federico García Lorca es quien recoge y armoniza esta Nana de Sevilla, junto con otras canciones populares españolas, de las que se grabó un disco del propio Lorca al piano acompañando a la Argentinita. Muchos años antes, Antonio Machado y Álvarez, Demófilo, ya había iniciado sus estudios de literatura popular ayudado por el sevillano Rafael Álvarez Sánchez Surga, pero esta historia ya forma parte de otro hilo.

Rafael Martín Holgado.

4 comentarios:

  1. Emocionante en verdad esta entrada tuya, Rafael. Mikaela es otra de las grandes artistas trianeras condenadas al olvido. Ni Antoñita Colomé, ni Gracia, ni la Imperio, ni Soledad Miranda, ni Mikaela, ni tantas otras como Paquita Rico o Marujita Díaz, gozan de un recuerdo permanente en su barrio. Pena de riqueza que en otros lugares se venera y respeta.
    Mikaela murió la madrugada del Viernes Santo de 1991, mientras su Esperanza recorría las calles de Sevilla. Se ha cumplido veinte años y nadie la ha recordado en medios de comunicación. Fue, en plena dictadura, amiga de Alberti, de Miguel Ángel Asturias; recitaba versos prohibidos apasionadamente, como cantaba. Un verdadero lujo para el barrio de su calle Castilla.

    ResponderEliminar
  2. Yo tenía preparada una entrada en mi blog sobre ella, estoy recopilando datos y haciéndole unos versos, me habéis ganado por la mano. Es más importante y más grande de lo que parece, fue, por su belleza y su porte, mito erótico de los españoles; aunque yo era muy joven, recuerdo tener un rinconcito para ella en el jardín de mis frustraciones amorosas, siendo además primera figura de la canción, rayando a gran altura. Alguien debería hacer su biografía, nunca es tarde. José Luis Tirado Fernández.

    ResponderEliminar
  3. Rafael M.H.29/9/11 15:39

    Lo siento, José Luis, por haberme adelantado, pero espero esa entrada en tu blog, porque seguro que tienes cosas muy interesantes que decir.
    Quizás, Ángel vayan saliendo todas esas figuras por aquí, no lo sé, todo depende de como se vaya deshaciendo la madeja, esa madeja olvidada formada, entre otros, por los numerosos artistas trianeros.

    ResponderEliminar
  4. jimenezjb29/9/11 21:36

    Ánimo con esta nueva serie, Rafa. Seguro que no te faltarán personajes trianeros. De Mikaela recuerdo la canción del toro y la luna. Aunque de Mikaela existen muchas fotografías esta, que debe ser de los años 50, demuestra la valentía de la artista. Eran años grises donde la censura y la moral del regimen prohibían este tipo de retratos.

    ResponderEliminar

*/