lunes, 15 de noviembre de 2010

BREVES APUNTES PARA LA HISTORIA DE LA CERÁMICA (2)



ORÍGENES DE CERÁMICA SANTA ANA

Lo que hoy conocemos como Cerámica Santa Ana, sede del futuro Museo de la Cerámica, ahonda sus raíces en el último tercio del siglo XIX, y a lo largo de este periodo ha estado bajo la advocación de diferentes nombres empresariales, nombres cuya historia, aunque de forma breve, voy a intentar relatar en este artículo.

FÁBRICA DE LA VIUDA DE GÓMEZ

Fundada en Sevilla en 1870 por Antonio Gómez, industrial del barro que tenía un taller en la calle Cava, 35, tras arrendar unos alfares que García-Montalván tenía en la calle San Jorge (actual número 31). Se construye el inmueble que actualmente permanece. La reja de la vivienda lleva fecha de 1879. A su muerte es cuando la industria cobra más impulso al contar con Manuel Arellano Campos como ceramista, a quien trajo Manuel Corbato García, industrial que dirigía la firma y daría su nombre a partir de 1900, cambiando su denominación por "Fábrica de Manuel Corbato". Hacia 1920 pasa a ser de su cuñado, don Manuel Montero Asquith.

FÁBRICA DE MANUEL CORBATO GARCÍA

Denominación que toma en la primera década del siglo XX la hasta entonces llamada fábrica de la viuda de Gómez en la calle San Jorge 31. Manuel Corbato García era un industrial de origen asturiano, muy influyente en la vida social de la ciudad, ya que fue concejal del ayuntamiento (1906-1909) y uno de los inspiradores de la Exposición Iberoamericana.

Manuel Corbato ya venía regentando la firma desde finales del siglo XIX. Él mismo había incorporado al ceramista Manuel Arellano a la fábrica de la viuda de Gómez. Otros pintores que trabajaron para esta firma fueron: Antonio Romero Pelayo, Luis Maroto de Guzmán y J. Gómez. Muy posiblemente, el fallecimiento de Arellano en 1906 y su llegada al Consistorio le llevaron a introducir progresivamente su nombre y apellido en la firma de la fábrica en sustitución del de la viuda de Gómez. Existen obras de 1903 firmados por Antonio Romero Pelayo aún como "fábrica de la viuda de Gómez".

Otro pintor, hacia 1908, fue Manuel Rodríguez y Pérez de Tudela -tío de Antonio Kiernam-, que firmaba como M. Rodríguez el escudo colocado en la exposición, que aún se conserva hoy en Cerámica Santa Ana, conmemorativo de la visita real de doña María Victoria Eugenia en 1908.

Corbato estuvo casado con Carmen Montero Asquith, cuyo hermano Manuel tomaría el traspaso de la industria en los años veinte hasta 1939.

FÁBRICA DE MANUEL MONTERO ASQUITH

Manuel Montero Asquith fue un asturiano afincado en Sevilla, que tomó en traspaso la fábrica a su cuñado Manuel Corbato García, de quien se declara sucesor en su primera época al frente del negocio. Dos pintores que firmaban en la casa fueron Fidel Villarroel y P. Molina, autor este último de numerosos retablos religiosos.

Se mantuvo la industria con esta denominación hasta 1939, en que pasó a llamarse Cerámica Santa Ana.

Manuel Montero falleció el 4 de abril de 1940, a los 68 años, celebrándose sus honras fúnebres en la iglesia parroquial de la O.


Ángel Bautista Guerrero

(Fotografías: E.J.D)


1 comentario:

  1. Emilio J.D.21/11/10 9:10

    Me parece muy interesante para conocer mejor la historia de la cerámica de Triana, esta serie de reportajes de Ángel Bautista. Poco a poco, y de su mano, nos iremos dano cuenta de la importancia que Triana tuvo en esta labor artesanal.

    ResponderEliminar

*/